Seguidores

martes, 28 de octubre de 2014

Ciclo Tim Burton: Batman vuelve (1992)







Aunque lo de seguir explotando hasta la saciedad productos taquilleros es algo muy habitual en el cine de hoy en día, eso no significa que no se hiciera también hace años. De hecho, una de las sagas más longevas del cine es la que inauguró el Batman que Tim Burton dirigió en 1989. En la entrada correspondiente a esa película, ya comentamos que fue un auténtico éxito de taquilla por lo que no hubo que esperar muchos años para ver la continuación de las aventuras del caballero oscuro.


En la segunda entrega de las aventuras del justiciero de Gotham, Batman (Michael Keaton) deberá enfrentarse con un deforme oponente, Oswald Cobblepot, más conocido como el Pingüino (Danny DeVito) mientras inicia una tormentosa relación con Catwoman/Selina Kyle (Michelle Pfeiffer).


Batman vuelve es una secuela directa de Batman que destaca por ser más gótica que su antecesora y por sus impresionantes cualidades visuales y estéticas. Lamentablemente, los aspectos más estilísticos son casi los únicos sobresalientes en esta cinta ya que los fallos pesan más que los aciertos y el resultado final no fue el esperado. Es innegable que esta película es mucho más personal de lo que fue Batman pero las carencias, a nivel guionístico, por ejemplo, provocan que casi seamos los fans acérrimos de Burton los únicos  valedores de esta Batman vuelve.  

El principal problema que tiene Batman vuelve viene por el lado de los antagonistas.  Es muy curioso que, de toda la saga iniciada por el Batman de Tim Burton, en la que están Batman vuelve, Batman forever y Batman & Robin, la mejor película fuese la única en la que sólo había un antagonista principal, es decir, Batman. Quizá es que ninguno de los villanos que llegaron después podía compararse con el Joker o simplemente es que las películas no daban la talla pero, la realidad, es que, para ver un antagonista de Batman en condiciones hubo que esperar al reboot de la saga llevado a cabo por Christopher Nolan. Una vez establecido que, como el Joker, no hay ninguno, hay que decir que el plantel de villanos de Batman vuelve, sobre el papel, era bastante interesante. Entre El Pingüino, Max Shreck (Christopher Walken) y Catwoman se podría haber formado un trío formidable pero, a la vista está, que el resultado es un demasiado tibio. En el lado positivo está, sin embargo, que Oswald Cobblepot es un personaje que le va como anillo al dedo al universo de Burton y, por ello, todo lo relacionado con este ser (su génesis, su aspecto, su guarida) nos da la oportunidad de disfrutar del talento de Tim Burton para crear escenografías góticas, siniestras e imaginativas.
 
Tengo que reconocer que a mí esta película me tiene ganada desde la primera vez que la vi. Sólo por el plano aéreo en el que Tim Burton nos invita a recorrer el zoo en el que está la guarida de Oswald Cobblepot, ya merece la pena ver esta cinta. Es cierto que es floja, que el guión tiene agujeros y que los villanos no tienen tanta presencia como deberían pero Michelle Pfeiffer me convence (y mucho) tanto como de Selina Kyle como de Catwoman (aunque la transición entre una y otra sea así de esa manera), Michael Keaton sigue estando de fábula como Batman y la tormentosa relación a cuatro bandas que se establece entre Selina/Bruce y Batman/Catwoman funciona a pesar de todo así que, no lo dudéis y dadle una oportunidad. En mi ranking personal de películas de Tim Burton ocupa el puesto número once.

2 comentarios:

  1. Yo no la trago pero apoyo tu puesto 11 ;). Tengo la sensación que Batman (1) funcionó porque a Burton lo tenían cogido por los eggs y no tenía mucha libertad de movimientos. En cambio como en ésta vieron que la cosa fluyó positivamente, le dieron manga ancha para esta secuela y tal y como dices todo fue más gótico, más colorista y más infantil si cabe. Aparte los "prodoblajes" vivimos un cambio de voces horrible respecto a la primera.
    Burton creando películas basadas, más o menos, en el género de la acción como Batman Returns o el Planeta de los Simios no se le da nada bien, en cambio relatando historias rollo Eduardo Manostijeras, Big Fish o Sleepy Hollow es un crack. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podría estar más de acuerdo. Burton no es director de acción y se nota que en esas películas no está cómodo, no quiero adelantar nada pero me da que mi crítica de cierto remake va a ser bastante incendiaria precisamente por eso mismo.

      A mí esta me funciona en el tema "ambientación" que es muy Burton y me encanta, pero si le quitas eso, se cae irremediablemente.

      Un abrazo, Edu, gracias por pasarte

      Eliminar