Seguidores

lunes, 10 de febrero de 2014

28 Edición de los Premios Goya



Hoy se ha celebrado la fiesta del cine español, esa que año tras año genera polémica por lo que se dice en ella. En este caso será recordada, seguramente, por quien no estuvo en ella. Empezamos...
Manel Fuentes ha sido el encargado de presentar la gala de los Goya 2014. En su intervención inicial ha habido un poco de todo: los problemas del cine actual (precios entrada, IVA cultural), un pequeño repaso a la historia del cine español, un recuerdo a la gran Rosa María Sardá… Y, como no podía ser de otra manera, palitos al ministro Wert  a causa de su ausencia.

Empieza el reparto de cabezones y el primer premio de la noche es para Javier Pereira por Stockholm, Goya al mejor actor revelación. Que me explique alguien porque se le ha nominado en esta categoría cuando lleva trabajando desde los años 90. Me alegro por él, que duda cabe.

Las Brujas de Zugarramurdi de Álex de la Iglesia empieza pisando fuerte y encadena tres premios seguidos (mejor dirección artística, diseño de vestuario y montaje). Premios bastante merecidos, en mi opinión, ya que en esos aspectos es una película bastante destacable.
Sigue el discurso del presidente de la Academia, Enrique González Macho, que hace un repaso a la situación actual: “hoy en día, en nuestro país, hacer una película es un acto heroico”. Pasa a enumerar la problemática del cine en España: piratería, IVA cultural, cierre de salas de cine, descenso de recaudación… también habla de mirar al futuro y de algo muy valioso en el cine y en el arte en general: la importancia de la imaginación.

Es el momento de dar los premios correspondientes a los cortos. Muy mal la presentación de los nominados en todas las categorías. No han dado opción a ver casi nada del corto y, por ello, no entiendo que luego la Academia haga una canción reivindicando el apoyo a los cortos cuando casi ni nos hemos enterado de los nominados. Los primeros que deben apoyar a los cortometrajistas deberían ser ellos y le han dedicado más tiempo a la canción (tontísima por cierto) que a darle publicidad a los creadores.

Ovación cerrada para una emocionadísima Terele Pavez que se lleva el Goya a la mejor actriz de reparto, cuarto premio para la peli de Álex de la Iglesia y merecidísimo premio para la veterana actriz.
Video en homenaje a Jaime de Armiñán, el ganador del Goya de honor, muy representativo de su filmografía en la que encontramos títulos como Mi Querida Señorita, Al Servicio de la Mujer Española o El Palomo Cojo. Tras este homenaje, número musical de auténtica vergüenza ajena como preludio a los Goyas musicales: mejor canción para La Gran Familia Española y mejor banda sonora para Vivir es Fácil con los Ojos Cerrados.

Sigue el festival de Las Brujas de Zugarramurdi que se llevan también el de mejor sonido y dirección de producción. Más adelante se llevará también el de mejores efectos especiales y el de peluquería y maquillaje.

Es ahora el turno del segundo premio para Vivir es Fácil con los Ojos Cerrados, el de actriz revelación para Natalia de Molina, que recoge el premio muy emocionada. Su discurso enlaza con el del director de su película, David Trueba, que recoge el premio al mejor guión original. 

El siguiente premio será para la gran Todas las mujeres, que se lleva el premio al mejor guión adaptado. Merecidísimo, de lo mejorcito que he visto este año del cine español.

Llega uno de los gordos, el de mejor actriz. Se cumplen las previsiones y se lo lleva Marian Álvarez por su portentosa interpretación de Ana en La Herida. Me ha gustado, especialmente, la mención que ha hecho al director de fotografía, porque sin él esta película (y su personaje) no tendría sentido. También, imposible no hacerlo siendo mujer, me identificó con lo que ha dicho sobre que nadie tiene derecho a decidir sobre nuestros cuerpos pero esos debates más ideológicos prefiero dejarlos para el Twitter y aquí tan sólo centrarme en el séptimo arte (aunque eso no quita para que tenga toda la razón).

 
Tras el séptimo Goya para Las Brujas de Zugarramurdi (efectos especiales) llega el momento del recuerdo a los que nos han dejado este año, una larga lista entre los que están: Mariví Bilbao, Bigas Luna, Manolo Escobar, Jesús Franco, Manuel Andrés González, Alfredo Landa, Sara Montiel, Elías Querejeta, Amparo Rivelles, Constantino Romero, José Sancho, Alfonso Santiesteban, Amparo Soler Leal, Bebo Valdés…

Segundo premio para La Herida, en este caso, para Fernando Franco como mejor director novel. Seguro que volveremos a ver a este hombre en galas venideras, todos ganaremos con ello.

A este merecido premio le sigue otra serie de gags, sin gracia ninguna, que sirven como introducción al premio al mejor actor de reparto que es para Roberto Álamo por La Gran Familia Española, lo único que destaco de la mediocre película de Daniel Sánchez Arévalo.


Es el turno de las películas extranjeras. El premio  a mejor película europea lo gana Amour de Haneke, seguramente el último (y casi tardío) premio que recibirá esta durísima película. Cualquiera de las cuatro nominadas lo merecía y lo más curioso es que cualquiera de ellas le da unas cuantas vueltas a algunas de las nominadas españolas (pero luego la culpa de todo la tiene la piratería, ejem). El premio a la mejor película iberoamericana se lo lleva Miguel Ferrari por Azul y no tan Rosa. Primer Goya que se va para Venezuela.

El Goya a la mejor película de animación se lo lleva Juan José Campanella por su Futbolín y el de mejor película documental es para Las Maestras de la República de Pilar Pérez Solano, quien recuerda la importancia de la educación (como muchos otros a lo largo de la gala).



Que el premio a mejor guión se lo haya llevado David Trueba ha sido como una especie de preludio a lo que estaba por llegar porque los tres últimos premios han sido para su película. Parece mentira que, hasta hoy, David Trueba hubiera estado nominado en numerosas ocasiones (11 con las de esta edición) y no se hubiera llevado un premio nunca, pero hoy se ha quitado la espinita y con creces.

Primero el Goya al mejor actor para Javier Cámara (otro con espinita clavada). Es su primer Goya tras siete nominaciones y parece que ya le tocaba. A mí me gustó mucho más Eduard Fernández y reconozco que siento debilidad por Antonio de la Torre pero esta es, sin duda, la noche de la película de Trueba y le tocaba a Cámara.
Segundo Goya para David Trueba, ahora como director, y cuando aún estaba casi bajando del escenario, José Coronado nos confirma que la película cuyo título salió de una canción de los Beatles es la gran triunfadora de estos Goya 2014 .

Recuento final. Esta ha sido la noche de Vivir es Fácil con los Ojos Cerrados (6 premios) y Las Brujas de Zugarramurdi (8) que, prácticamente, se lo han llevado todo y han provocado que películas como La Gran Familia Española (2 premios) o Caníbal (1 premio)  se vayan casi a cero. Y este ha sido, por ejemplo, el caso de Tres bodas de más que empezaba la gala con 7 nominaciones y se va a casa de vacio.
También ha sido la gala en la que el ministro de educación y cultura dio la espantada (problemas de agenda, jajajaja) y en la que las reivindicaciones de los actores fueron a favor de la educación y la cultura y en favor del derecho de las mujeres a elegir que hacer con su cuerpo.

Y ¿la gala? pues un coñazo, como siempre, aunque las recuerdo peores y, como todos sabemos eso es susceptible de ser empeorado en años venideros.

4 comentarios:

  1. Madre mia, estoy completamente de acuerdo contigo, ¡menudo coñazo! Da vergüenza que siendo la entrega de premios de cine español no sean capaces de crear un espectáculo digno de llamarse así. Por favor, que no vuelvan a llamar a Manel Fuentes para presentar nada y que contraten mejores técnicos porque me pasé la noche viendo a Pilar Bardem, parecía que no había ido nadie más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es verdad! yo llevo todo el día preguntándome porque enfocaron tanto a esa señora si ni siquiera estaba nominada.

      Manel Fuentes no me gusta nada pero ayer estuvo pésimo y, encima ¿no te daba la sensación de que estaba como amanerado, exagerando sus movimientos en plan Raphael?

      Una pena, otra oportunidad que pierde la gente de la Academia para hacer algo digno

      Eliminar
    2. Eso mismo estábamos comentando mis amigos y yo mientras lo veíamos, que estaba gesticulando de un amanerado que no era normal. Le quedó forzadísimo.

      Eliminar
    3. La verdad es que aún no he visto ninguna crítica positiva, ni sobre él ni sobre la gala en general...se han cubierto de gloria

      Eliminar