Seguidores

sábado, 28 de mayo de 2016

Crónica de la gala de clausura del Festival de Cine y Televisión Reino de León

Pena máxima. El jueves despedimos la tercera edición del Festival de Cine y Televisión Reino de León con una gala en el Auditorio de León donde se entregaron los premios en las categorías de cine y televisión. Había muchas ganas de que llegara este día. Ha sido una semana muy intensa para los que hemos estado colaborando en la organización del festival y la gala era el momento cumbre. Es cierto que nos daba pena porque eso significaba despedirnos del festival, pero estos últimos días han sido de locos y es inaguantable estar a este ritmo durante mucho tiempo.


La gala fue conducida por la actriz Sandra Blázquez y lo hizo en compañía del guionista Chema Trujillo, quien volvió a ser el más divertido del evento tal y como sucedió en la gala de apertura. El primer premio que se entregó fue para el Mejor Documental, El hombre que quiso ser Segundo. Ya os hablé de este documental en su día y creo que es un premio merecido. No os negaré que me hubiera hecho más ilusión que se lo dieran a Bienvenido Mr. Heston (es el documental que más me gustó de todos los que vi) pero, como admiradora de la figura de Segundo de Chomón, todo lo que se haga para reivindicar la figura de este genio olvidado, será bien recibido.


Seguimos con los premios, en este caso los dedicados a los cortometrajes. El Mejor Cortometraje fue para The Fisherman, de Alejandro Suárez Lozano, el Mejor Cortometraje de Animación fue para Alike, de Daniel Martínez Lara y Rafa Cano Méndez y la Mención Especial del Jurado fue para La Jaula de Nacho Solana. A Nacho le conocí en la clausura de Cortópolis León que se celebró el verano pasado de modo que fue una alegría volver a verle y, encima, recogiendo otro premio (En Cortópolis se llevó el tercer premio por Namnala). Está claro que León se está convirtiendo en talismán para este director así que ojalá podamos volver a verle en breve recogiendo otro premio.
Continuamos. El premio al Mejor Director fue Arturo Ruiz por El Destierro y Vulcania se llevó el de mejor película. Poco que decir. De El Destierro ya os hablé anteriormente y me pareció una gran película. En cuanto a Vulcania me alegra el premio porque todo lo que sea premiar el cine de género cuenta siempre con mi aprobación.
Más premios, ahora los de las secciones paralelas. El premio de la sección Portugal en Corto fue para Palhaços (que pena habérmelo perdido, tiene una pinta bárbara) y el de Historias con Sentido fue para Affliction, un documental producido por Médicos Sin Fronteras que narra la lucha contra el ébola.

Llegó entonces el momento más emocionante de la noche. Se entregaba el Premio del Director y Tomás Martínez decidió que ese premio tenía que ser para El Reto de Eva. Subieron a recogerlo Eva y David, su marido, y tras escuchar a Eva, creo que la inmensa mayoría de los que estábamos escuchándola acabamos llorando. A mí me tocó especialmente por cuestiones personales, porque, al igual que ella, también habría recorrido el desierto si con eso hubiese podido salvar a mi angelito, así que sus palabras me llegaron al corazón. Después de la gala hablé un par de veces con ellos y son gente excepcional y digna de admiración. Os invito a todos pasaros por su web, en ella cuentan su historia y de que manera podemos ayudarles a conseguir el dinero suficiente para investigar la enfermedad de Nacho.

El segundo bloque de la gala se centró en los premios de televisión. Tras entregar a Nacido en Gaza el premio al Mejor Documental de Televisión, llegó el momento de homenajear a Álvaro de Luna por su trayectoria. Aquí se produjo la anécdota de la gala ya que el actor no estaba en el sala en ese momento (si hay necesidad, la hay) y hubo que esperar a que el hombre volviese para que pudiera subir a recoger su premio y a que nos dedicase unas palabras en las que, entre otras cosas, tuvo un recuerdo para una película muy relacionada con la provincia de León, Luna de Lobos (os recomiendo tanto el libro como la película).

Los siguientes premios fueron el de Mejor Programa de Entretenimiento para MasterChef y el de mejor Serie de Ficción para El Ministerio del Tiempo. Ya sabíamos desde hacía tiempo los destinatarios de estos galardones pero, igualmente, había mucha expectación por ver a gente tan conocida sobre el escenario. Primero vimos a Pepe Rodríguez Rey, jurado de MasteChef y después a Javier Olivares y Nacho Fresneda, de El Ministerio del Tiempo.
Los siguiente premios fueron para la Mejor Actriz, Noemí Ruiz, por Allí abajo, y Pedro Casablanc, por Mar de Plástico. Tengo que reconocer que a ella no la conocía (no veo esa serie y es una actriz que aún no está teniendo mucha presencia) pero fue un gustazo ver a Pedro Casablanc, porque es un gran actor y porque ha tenido lo que hay que tener para protagonizar una película como B. El mismo dijo que, con este premio, se había quitado la espinita que le había quedado al no llevarse el Goya por su interpretación de Luis Bárcenas. Mucho le pedías a la Academia, Pedro.

Después subió el director del festival, Tomás Martínez, a dar su discurso de clausura. Yo me lo perdí casi en su totalidad porque, en esos momentos teníamos que movilizarnos para ir ocupando nuestros puestos tras la gala, pero sé que hubo momentos de agradecimiento para todos los implicados en el festival y deseos de que el año que viene volvamos a estar todos en la brecha. También hubo tiempo para vivir un momentazo inolvidable como cuando las voluntarias y los voluntarios tuvimos que subir al escenario y es que, que un auditorio entero te esté aplaudiendo, es un momento difícil de olvidar.

Después vino el cóctel y la fiesta. Tuve oportunidad de sacarme fotos con algunos de los invitados pero estoy especialmente contenta de haberme podido fotografiar junto a Nacho Fresneda. Me imagino que este hombre estará harto de escuchar como los ministéricos le decimos lo mucho que nos gusta la serie o que queremos que haya una nueva temporada, pero, básicamente, eso fue lo que le dije. Lo que pasó en el fiestorro privado es top secret, sólo os voy a decir que me lo pasé genial y que será un momento que recordaré toda la vida.

Y ahora es cuando tendría que ponerme moñas pero creo que sólo lo voy a hacer un poquito. Este festival ha supuesto mucho para mi porque hace unos meses hubiera sido imposible verme en una de estas. Como algunos sabéis, hace ocho meses en mi vida pasaron cosas terribles, cosas de las que aún me estoy recuperando tanto a nivel físico como a nivel emocional. Para mi, formar parte de este festival ha sido muy importante y, muy posiblemente, esto marque un antes y un después en mi existencia, así que lo único que puedo hacer es dar las gracias a todas las personas que han formado parte de este evento. No sé si el año que viene habrá cuarta edición y aún menos sé si yo formaré parte de ella, pero ésta va a estar siempre en mi corazón. Y ya, hay que quedarse con lo bueno, fuera las penas y a disfrutar. Nos vemos en los cines.


No hay comentarios:

Publicar un comentario