Seguidores

jueves, 19 de mayo de 2016

Crónica de la gala de inauguración del Festival de Cine y Televisión Reino de León

¡Por fin!. Ayer empezó la tercera edición del Festival de Cine y Televisión Reino de León y lo hizo por todo lo alto con una gala que se celebró en el auditorio de nuestra ciudad y en la que se ha proyectado la película Sicarivs, ópera prima de Javier Muñoz.


“Esta vez hemos llegado para quedarnos”, decía en su discurso el director del Festival, Tomás Martínez Antolín, en referencia al parón de los últimos cinco años por la falta de financiación. Yo, que estoy teniendo la oportunidad de vivir el festival desde dentro, le creo. Le creo porque estoy viendo el entusiasmo y las ganas que le están poniendo todas las personas implicadas en esta aventura y porque creo que León se merece un festival de estas características. También le creo porque, para que estas empresas salgan adelante, es necesario contar con el apoyo de las instituciones y, al menos por ahora, parece que ese apoyo existe, así que, por la parte que me toca, gracias Ayuntamiento de León por favorecer que la tercera edición del Festival de Cine y Televisión Reino de León sea una realidad.

Seguimos con la crónica. La actriz Lara De Miguel fue la encargada de conducir una gala en la que no faltó el humor, gracias a las intervenciones del guionista Chema Trujillo, y que contó con las actuaciones de la Agrupación Musical de la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús Nazareno y la escuela de danza de León Coppelia. Especialmente emocionante fue la actuación de la agrupación musical, ya que interpretaron temas de cine tan emblemáticos como el de Rocky (pelos como escarpías, oiga). Después empezamos a conocer las películas, documentales y cortos que podremos ver a lo largo del festival en las diferentes secciones que lo componen. Para finalizar, Lara De Miguel mostró su faceta más solidaria, teniendo un recuerdo para todas esas personas que huyen de la guerra y la pobreza y no encuentran más que incomprensión por parte de las autoridades europeas.


Llegaba el plato fuerte de la noche. Suben al escenario para presentar Sicarivs su director, Javier Muñoz, y los actores Víctor Clavijo, Chete Lera y Mario Pardo. Pequeño inciso. Por si no os lo he dicho (me repito, lo sé) soy voluntaria del festival. Como lo mío es la comunicación y las redes sociales, mi tarea ayer fue sacar fotos y tuitear compulsivamente (que trabajazo ¿verdad?) y, como ya os podéis imaginar, me hinché a sacarle fotos al elenco de Sicarivs. Si queréis ver las fotos tan horrorosas que saqué (entre el sol y la mínima calidad de la cámara de fotos de mi móvil, no se puede pedir más), no tenéis más que echarle un vistazo a mi twitter. Fin del pequeño inciso.

Habla Javier Muñoz para lamentarse de lo difícil que es hacer una película en España y, sobre todo, que ésta llegue al público. Dice que por eso son tan importantes los festivales que apoyan el cine español e independiente y, por mi parte, no puedo más que darle la razón. Luego toma la palabra Víctor Clavijo, el protagonista, quien dice de Sicarivs “La quiero y estoy muy contento cada vez que se ve, quiero que la conozca mucha gente porque estamos muy orgullosos de ella”, ha manifestado. También hablaron Chete Lera y Mario Pardo y sus intervenciones fueron en la misma línea: felices de estar en el festival y felices de que su película llegue a más gente.

Y, por fin, se apagaron las luces y empezó el cine. Yo ya conocía Sicarvs porque, entre otras cosas, hablé de ella en un programa de radio en el que colaboro. En su día no pude verla, pero me llamó mucho la atención porque el cine negro me gusta y porque el punto de partida era muy estimulante. Tras el visionado, tengo que decir que las expectativas se han confirmado. Sicarivs tiene un puñado de elementos del más puro noir (narrador, humo por doquier, destinos trágicos, flashbacks...), un ritmo genial y un Víctor Clavijo que está sobresaliente en el papel de asesino. Personalmente, me apena que una película de estas características no haya tenido más repercusión mientras que otras, infinitamente inferiores, si que la tienen por el simple hecho de haber sido producidas por una cadena de televisión privada. Por mucho que algunas personas lo vean así, el cine no es un mero producto de consumo, el cine es arte, es cultura y, como tal, merece ser tratado. Por eso hacen tanta falta festivales como el Festival de Cine y Televisión Reino de León. Empieza una semana de cine, seguiremos informando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario