Seguidores

domingo, 28 de septiembre de 2014

La Entrega (Michael R. Roskam, 2014)



En los últimos tiempos sólo se oyen buenas palabras sobre Tom Hardy. La verdad es que este actor británico está encadenando una serie de títulos muy interesantes, entre los que destacan Warrior (Gavin O'Connor, 2011) o Locke (Steven Knight, 2013) y precisamente él es el gran pilar de La Entrega, una de las últimas joyas que han desembarcado en nuestra cartelera.


Bob (Tom Hardy) es camarero de un bar de Brooklyn que sirve de tapadera a la mafia para sus trapicheos. Un día rescata un cachorro de perro de la basura de Nadia (Noomi Rapace)  y lo adopta, sin imaginar que un hecho tan banal va a provocar que toda su vida cambie.


Siempre me han gustado mucho las películas que van desarrollando la trama como si de la tela de una araña se tratara y La Entrega es de esas. La película va discurriendo despacio, poco a poco y sin que suceda nada de importancia (o eso es lo que nos hacen creer) pero, cuando llega el momento, las piezas empiezan a encajar y nos damos cuenta de que hemos caído en la trampa. Como digo, la película va a su ritmo, sin ninguna prisa por llegar a donde quieren llevarnos pero la sensación de que hay algo que se nos escapa planea en el ambiente desde el primer momento y, precisamente, esa sensación es la que nos tiene en tensión durante toda la película. Es como si algo no encajara, como si nos estuvieran ocultando algo pero, a la vez, somos conscientes de que tenemos todas las piezas a nuestro alcance desde el primer momento aunque nos damos cuenta de que no somos capaces de terminar el puzzle. 


Llegados a este punto, alguno se preguntará que porque os estoy soltando todo este rollo y que tiene esto que ver con La Entrega. Pues amigos, lo único que pretendo es advertiros. La Entrega no es una película que yo le recomendaría a todo el mundo. No es fácil entrar en ella y estoy segura de que habrá quien os diga que es una película aburrida e incoherente. Por desgracia, estamos (demasiado) acostumbrados a ver películas en las que la acción lo es todo, los fotogramas vuelan y nos hacemos una idea de por dónde van a ir los tiros desde el primer momento pero este no es el caso. Aquí lo que importa es la historia, como nos la cuentan y quien nos la cuenta así que no os llaméis a engaños. No es una historia de buenos contra malos, no hay tiernos romances ni moralejas, no hay nada de eso porque lo que hay es una historia, sin artificios o añadidos de ningún tipo, una historia sin más.


Esta película pasará a la historia como la última película de James Gandolfini y la verdad es que, aunque es un gran testamento cinematográfico, los laureles se los lleva Tom Hardy. El papel de James Gandolfini parece hecho para su lucimiento particular y, la verdad, lo hace muy bien pero el que realmente está de sobresaliente es Tom Hardy. Tom Hardy está inmenso haciendo creíble un personaje tan complejo como el de Bob, un hombre taciturno y poco dado a demostrar sus sentimientos, regalándonos una interpretación contenida pero brutal cuando las circunstancias lo requieren. Capítulo aparte es el doblaje. Por lo que leo por ahí, la gente que la ha visto en VO alaba el trabajo de voz de Hardy ya que la modula de una manera perfectamente conveniente. También hay modulación en el doblaje pero dudo mucho que el resultado sea el mismo ya que, durante un buen rato, estuve planteándome si el personaje de Tom Hardy presentaba alguna minusvalía de tipo mental. En realidad, creo que lo que se intentaba era acentuar el carácter reservado del personaje pero, para mí, les salió el tiro por la culata así que, si tenéis oportunidad, vedla en VOS que yo, os aseguro, lo haré en cuanto pueda. No quiero acabar el repaso al reparto sin nombrar a Noomi Rapace, quizá la más floja de los tres pero no por culpa suya ya que, y quizá sería uno de los pocos peros que le pondría a La Entrega, está algo desaprovechada.


La Entrega es un estimable thriller con toques de cine negro que gustará a los que disfrutan de las películas con guiones trabajados que, literalmente, fluyen ante el espectador. No hay alardes técnicos ni visuales, “sólo” una historia sólida y un gran trabajo actoral. Acaba de ganar el premio al mejor guión en el Festival de San Sebastián de 2014 y creedme cuando os digo que es totalmente merecido. Os doy un último dato por si aún tenías dudas sobre ella: el guión lo firma Dennis Lehane, escritor de Mystic River, Adiós, Pequeña Adiós y Shutter Island. De lo mejor que he visto este año.

8 comentarios:

  1. Que bien hablas amiga. Me has animado a verla y gracias por advertir que esta es una de las peliculas que hay ver obligatoriamente en versión original

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ana, esta película me ha inspirado como hacía mucho que no me pasaba y las palabras han salido casi solas.

      Creo que la VO es obligatoria porque me da que con el doblaje nos perdemos bastante del gran trabajo de Tom Hardy.

      Un saludo y mil gracias por pasarte a comentar

      Eliminar
  2. Ayer la vi!! y me pasó lo mismo que a ti! Tom Hardy parecía retrasado! y me parece que no debe ser tanto así en la versión original

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que sí? yo creo que la idea era presentarnos a su personaje como un hombre muy introvertido y de pocas palabras, quizá lento pero no corto, que es lo que sufiere al principio.

      Gracias por pasarte, un abrazo

      Eliminar
  3. Pásate por mi crítica, creo que estamos de acuerdo en casi todo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te dejé comentario y, sí, coincidimos casi en todo.

      Me alegra que te haya gustado, es una gran película

      Eliminar
  4. Muy de acuerdo con la crítica. Llevaba mucho tiempo detrás de esta película porque soy una fiel seguidora de los trabajos de Tom Hardy y La Entrega me ha dejado más que satisfecha.
    No digo nada nuevo si destaco la "tranquilidad" en la trama, algo que veo completamente necesario y que considero como un punto a favor de la película.
    La he podido ver en vo y Tom Hardy ha vuelto a dejarme con la boca abierta. Como bien dices, modula la voz y contiene todas las emociones, algo muy complicado en un actor tan temperamental como lo es Hardy.
    Gandolfini ha tenido una gran despedida, y tanto Matthias como Noomi están más que correctos, aunque el papel de ella sea "poca cosa" en comparación con sus compañeros de reparto. Ahora voy de cabeza a por el libro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Punto para ti por haberla vista en VO. Tengo previsto revisionarla en breve y no tengo duda de que es como voy a verla porque el doblaje me parece totalmente inadecuado para el papel de Hardy, quien, por cierto, también me gusta mucho.

      No sabía que había libro de "La Entrega", me lo apunto para cuando tenga tiempo.

      Un saludo y muchas gracias por pasarte, Louisa.

      Eliminar