Seguidores

jueves, 4 de septiembre de 2014

Bermuda Tentacles (Nick Lyon, 2014)



No es nada fácil vivir de la actuación. Hay que ser muy buen actor (o tener muy buenos padrinos) para vivir única y exclusivamente de la interpretación, por eso,  no es de extrañar que cada vez sea más habitual encontrarse actores de cierto renombre participando en películas o TV movies  de muy bajo presupuesto. The Asylum se está especializando en rescatar actores cuyo mejor momento ya pasó y les está dando la oportunidad de seguir trabajando. Me imagino que muchas de esas viejas glorias preferirían recibir la llamada de Tarantino y no la de los responsables de esta productora pero algo es algo y, como dicen por ahí, no hay publicidad mala. Supongo que esto es lo que han pensado los protagonistas de la TV movie emitida por el canal SyFy que hoy nos ocupa: Bermuda Tentacles. Seguid leyendo, que seguro que os lleváis alguna sorpresa.



El avión del presidente de los EEUU se ha estrellado en mitad del Triángulo de las Bermudas por lo que el ejército debe organizar un equipo de rescate. Pero la misión va a ser más complicada de lo esperado ya que las maniobras en la zona provocan que una criatura desconocida emerja a la superficie.


En las últimas producciones de The Asylum se ve una tendencia que no termina de convencerme. Me explico. Posiblemente motivado porque cada vez son más conocidas, las películas de esta productora cada vez están mejor hechas. Es evidente que cada vez tienen mejores efectos especiales, que se dedica más horas a trabajar en el guión y que los componentes del reparto son más conocidos. Por ejemplo, en Bermuda Tentacles nos vamos a encontrar a gente tan reconocible como Linda Hamilton (Terminator), John Savage (El Cazador) o Jamie Kennedy (saga Scream). Pero, la cuestión es que esta mejora en cuanto a calidad hace que disminuya lo que antes más abundaba en estas cintas: diversión. La gente que solemos ver este tipo de películas no esperamos ver una obra de arte y ensayo. Sí quiero ver buen cine no lo voy a buscar en The Asylum porque cuando veo estas películas busco pasar un rato divertido y es por esto por lo que no me gusta nada la vertiente seria que están imprimiéndole a muchas de sus producciones. Da la sensación de que quieren demostrar que también pueden hacer cine serio y con ello lo único que están haciendo es cargarse la esencia de su cine. Para colmo ni siquiera consiguen transmitir seriedad porque con un argumento tan delirante como el que tiene Bermuda Tentacles es imposible que alguien te tome en serio.



Y es que Bermuda Tentacles toca un tema que se presta a todo tipo de delirios: el Triángulo de las Bermudas y lo que hay en él. No voy a contar gran cosa de lo que los americanos se encuentran en el Triángulo de las Bermudas pero no por no soltar algún spoiler sino porque, aunque quisiera, sería incapaz de explicar lo que es. Sólo sé que la película empieza siendo una monster movie pero termina pareciéndose bastante a Independence Day así sacad vosotros mismos vuestras conclusiones.



La película es muy mala, primero porque quiere abarcar demasiados frentes pero no termina de cerrar ninguno, segundo porque no tiene sentido y tercero y, sobre todo, porque es muy aburrida. Avisados estáis.



PD: echadle un ojo a la filmografía de Nick Lyon, el director de Bermuda Tentacles. Muchos de sus trabajos han sido producidos por The Asylum y, entre ellos, hay títulos tan sugerentes como Zombie Apocalypse (2011), Rise of the Zombies (2012) o Hercules Reborn (2014). Yo acabo de descubrir su existencia pero con esa filmografía, seguro que no será la última vez que vea una de sus creaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario