Seguidores

domingo, 19 de enero de 2014

Proyecto Dinosaurio (Sid Bennett, 2012)

En los últimos años hemos asistido a una proliferación de los found footage y los mockumentary en el cine de terror. Por poner en antecedentes a quien no conozca estos términos un found footage es un metraje encontrado y un mockumentary es un falso documental.


Seguro que ahora os están viniendo a la mente unos cuantos títulos que podrían estar dentro de estas categorías como, Holocausto Canibal (Ruggero Deodato, 1980), película que dio el pistoletazo de salida a ambos géneros en el cine de terror. Otros títulos, tremendamente conocidos, son El Proyecto de la Bruja de Blair o la saga de Paranormal Activity.


Proyecto dinosaurio tiene más de found footage que de mockumentary al tratarse de unas grabaciones recuperadas en una mochila que flotaba en un río. Las grabaciones son el único vestigio que se ha encontrado de la expedición que estaba realizando una sociedad criptozoológica inglesa en el Congo. Los integrantes de esta expedición tenían un objetivo muy concreto: encontrar pruebas de la existencia del Mokèle-mbèmbé, un animal mitólogico que guarda un gran parecido con el monstruo del Lago Ness. Estas grabaciones serán vitales para saber que pasó con los científicos británicos pero lo que revelarán será inimaginable...




El tráiler y el título no dejan lugar a dudas de lo que se encontraron los componentes de la expedición: dinosaurios. Y, como ya hemos visto en anteriores cintas que enfrentan bestias pardas contra humanos, estos últimos son los que tienen las de perder.


No soy nada fan de este género porque normalmente son cintas con demasiados movimientos de cámara y me acaban mareando pero, en este caso, la cámara está más quieta y es fácil enterarse y comprender lo que estamos viendo. Ese es el primer punto a favor de esta película.

Algo que se agradece es que la película no tarda mucho en ir al grano. A destacar la escena en la que empieza la odisea de los protagonistas, cuando son atacados por unos "pájaros" gigantes mientras van en un helicoptero. Para lo que suele ser habitual en este tipo de películas se ve la intención de hacer una secuencia en condiciones, bien diseñada y con mucha tensión, pero sin que la cámara se vuelva loca e imposibilite ver lo que pasa.


No esperéis ver grandes diseños de dinosaurios, pero la verdad es que el director demostró bastante habilidad y se cuidó de enseñar lo justo de los bichos para evitar que los efectos cantaran. Aun así, tanto la citada escena del helicóptero como la de la aparición del Mokèle-mbèmbé están bastante logradas.
Lo peor, como siempre, las interpretaciones. Esta gente ya sabe a lo que va y tampoco se molestan mucho. Un par de muertes absurdas (una es de chillar fuerte) y un giro de guión previsible a más no poder y ya, que lo queremos es verles sufrir y cuanto más mejor.


Ojito al director de la película, Sid Bennett, que parece que esto del mockumentary es lo suyo, ya que a él le debemos el programa, emitido por Discovery Max, Sirenas ¿realidad o mito?, una delicia de falso documental que analiza nuevas pruebas que demuestran la existencia de las sirenas. Por si no lo habéis visto, os lo enlazo, que no tiene desperdicio:


Conclusión: ¿la recomiendo? pues si no estáis ya saturados de estos géneros, sí, un visionado se merece. A mi me ha parecido una monster movie de aventuras bastante entretenida y para una tarde de peli/manta/palomitas va estupendamente.

2 comentarios:

  1. Las pelis así ya cansan un poco, sobre todo, por tanto movimiento de cámara, como bien indicas. Esta, al menos, parece original y suena bien, así que creo que le daré una oportunidad un día de estos.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no soy muy fan de estos géneros por eso pero esta no es tan excesiva, ya me dirás que tal si la ves ;)

      Un saludo

      Eliminar