Seguidores

domingo, 8 de febrero de 2015

Porqué estoy en contra de la politización de la gala de los Goya



Mucho se ha hablado de la politización de los premios Goya en los últimos años y me resulta muy curioso que sólo haya habido que esperar a que los resultados en taquilla fueran favorables para que la gente del mundo del cine se haya “olvidado” de reivindicar cosas. Si dejamos de lado el palito de Almodóvar a Wert y un par de alusiones al IVA cultural, no hubo un solo comentario referente a la situación en la que está el país en general y la cultura en particular. Y precisamente es por eso por lo que durante estos años me ha molestado tanto la politización de la gala, porque en realidad lo que había era un postureo total y absoluto de la mayoría de los que hacían reivindicaciones porque, aunque a ellos y a ellas el año 2014 les salieron las cosas bien, en España sigue habiendo paro, sigue habiendo corrupción y sigue habiendo mucha gente sufriendo la crisis. Y me alegro de que para el mundo del cine español más comercial se haya acabado la crisis pero para el resto del mundo del cine, para otros sectores de la cultura y para los ciudadanos de a pie, no se ha acabado, y que, este año, hayan optado por olvidarse de la realidad en la que vive tantísima gente, me parece fatal.

            
Así que sólo espero que el año que viene, si los números de la taquilla no son tan rentables como los del 2014, no vuelvan a caer en lo mismo porque, señores del mundo del cine, no queremos que hagan caso a los problemas del resto sólo cuando les interesa. Por cierto, por si no lo sabéis, en las cercanías del lugar donde se celebró la gala, había varios grupos manifestándose entre los que estaban enfermos de Hepatitis C y trabajadores de Coca-cola y Televisión Española. Se conoce que las reivindicaciones de esta gente no son lo suficientemente importantes, ya que ni uno sólo de los galardonados se acordó de ellos en su discurso. Personalmente, yo prefiero que la gala no esté tan politizada por el simple motivo de que esa politización es oportunista y egoísta. Hay gente del cine activista y concienciada con la situación de la calle pero, a la mayoría, como a mucha gente de este país, sólo les preocupa la crisis cuando les toca de lleno así que, mejor dejarse de apoyos egoístas y centrarse en lo que se les da bien: el cine.
Y como digo, hay gente del mundo de la cultura a la que es fácil ver participando en reivindicaciones de todo tipo pero me resulta muy llamativo que el mismo año en que la taquilla respalda al cine español y que la presencia de políticos, encabezados por el inefable Ministro José Ignacio Wert, es tan masiva, a los actores y actrices, tan reivindicativos como son, parece que les ha comido la lengua un gato. Repito, espero que cuando vuelvan las vacas flacas, no vuelvan a ser tan combativos porque, por mi parte, ya no me creeré nada.

PD: he leído por ahí que dicen que a Carlos Areces se le impidió dar un premio porque llevaba el lazo naranja en apoyo de los trabajadores de RTVE y que algunos, como Alberto Rodríguez, llevaban ese lazo en el photocall pero sé lo quitaron al salir a recoger sus premios. No sé si es cierto o no pero que si se confirma que la televisión que pagamos todos ejerce la censura y que los que participaron en esa gala lo sabían y no lo han denunciado públicamente, me parece algo muy grave.

2 comentarios:

  1. Completamente de acuerdo. Que se limiten al cine y dejan la basura política para otros.

    @Ociopalabras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, sobre todo porque han dejado muy claro que es fingido, egoísta y partidista y que sólo les importa la política cuando les van mal las cosas a ellos

      Eliminar