Seguidores

martes, 19 de agosto de 2014

Lago Sangriento (James Cullen Bressack, 2014)



Decir The Asylum es decir cine de (muy) bajo presupuesto, con efectos especiales de saldo, argumentos delirantes y viejas glorias pasadas de moda que aceptan cualquier oferta de trabajo porque de algo que hay que vivir. Decir The Asylum es hablar de títulos tan casposos como Transmorphers o Mega Piranha, ya que es muy habitual en esta productora adelantarse a los estrenos de los grandes estudios ofreciendo su propia versión de la historia pero con mucho menos dinero y demasiada imaginación. Pero la productora The Asylum está también detrás de títulos tan conocidos por los fans de la serie B como Mega Shark vs. Giant Octopus o, sobre todo, la saga Sharknado. Lo malo es que, en general, sus películas son auténticos bodrios sólo soportables por los amantes de este tipo de cine y precisamente uno de los últimos bodrios que esta productora se ha sacado de la chistera ha sido la que hoy nos ocupa, Lago Sangriento o Blood Lake: Attack of the Killer Lampreys.


La población de lampreas ha aumentado alarmantemente en las inmediaciones del lago Michigan hasta acabar con todos los peces de la zona. Por ello, van a fijar un nuevo objetivo del que alimentarse: las personas que viven alrededor del lago.


Lo más llamativo de esta tv movie es la cantidad de rostros conocidos que vemos desfilar por ella y lo anormalmente increíble que es todo lo que en ella pasa. El reparto lo encabezan Shannen Doherty, uno de los rostros más reconocibles de la televisión de los 90 gracias a su participación en series como Sensación de Vivir o Embrujadas, y Jason Brooks, también estrella televisiva de los 90 al que pudimos ver en Días de Nuestra Vida y Los Vigilantes de la Playa. Pero no van a ser las únicas caras conocidas porque también vais a poder ver a Christopher Lloyd, el inolvidable Doc de la saga Regreso al Futuro, haciendo el típico papel de político que no asume la situación, tan habitual en este tipo de producciones. Detalle friki donde los haya es el cameo de Jeremy Wade. Jeremy Wade es el conductor de un programa documental que en España emite Discovery Max llamado Monstruos de Río. En este programa, Wade viaja por el mundo en busca de peces fluviales que, por sus características, poco tienen que envidiar a los protagonistas de algunas cintas de terror acuático. En este caso, en la película, el papel de Wade está inspirado en su propia profesión ya que interpreta a un experto en lampreas. Curiosamente, en la quinta sesión de Monstruos de Río, hay un capítulo dedicado a las lampreas llamado Vampires of the Deep.


Como decía, la película tiene un argumento totalmente increíble. Ya sé que en este tipo de películas suelen pasar cosas absolutamente surrealistas pero es que lo de esta tv movie es de traca por una simple razón: se supone que las lampreas son normales. Me explico. Lo habitual en una monster movie protagonizada por animales es que estos sean animales potencialmente peligrosos (tiburones, cocodrilos) o animales que sufren algún tipo de mutación que los hace ser más peligrosos de lo que suelen ser. Pero, en este caso, no ocurre nada que justifique la actuación de las lampreas. Desconozco si las lampreas pueden llegar a atacar al ser humano pero lo que dudo mucho que puedan hacer es pasearse por la calle y recorrer una distancia considerable de terreno en el que no hay ni una gota de agua. Y lo que es peor, todas estas situaciones tan increíbles se desarrollan sin el menor sentido del humor. Y por ahí no paso. Yo puedo creérmelo todo en este tipo de producciones pero lo que no tolero es que pretendan darle seriedad y empaque a un producto que no lo tiene. En este tipo de películas hay dos caminos, el serio y el cachondo, y hay que tener mucho talento detrás para conseguir hacer una monster movie seria que no acabe dando pena. Evidentemente, este no es el caso.


Sangre, bichos asquerosos, muertes absurdas (algunas parecen casi suicidios), situaciones inverosímiles e interpretaciones lamentables, esto es lo que, a grandes rasgos, podeis encontrar en Lago Sangriento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario