Seguidores

lunes, 4 de agosto de 2014

Cómo Entrenar a tu Dragón 2 (Dean DeBlois, 2014)



Hay mucha gente (cada vez menos, por suerte) que considera que el cine de animación es para niños. Es cierto que, mayoritariamente, los que llenan las salas de cine cada vez que se estrena una película de este tipo son niños pero eso no quita para que los adultos podamos disfrutar de este cine porque, en muchas ocasiones, estas películas ofrecen una serie de aspectos de lo más atractivos para los que ya dejamos la infancia atrás. Precisamente, una de las películas que más han gustado en los últimos años tanto a niños como a adultos ha sido Cómo Entrenar a tu Dragón (2010). Esta semana nos llega su secuela, una cinta muy esperada que está contando con el apoyo de crítica y público.

Han pasado cinco años ya desde que los caminos de Hipo y Desdentao se unieron y, desde entonces, los dragones y los vikingos viven en armonía en la isla de Mema. Lo que ninguno sabe es que el peligro acecha en el horizonte por culpa de un siniestro personaje que tiene sus propios planes para los habitantes de la isla.



Cómo Entrenar a tu Dragón 2 retoma las aventuras de los personajes que nos enamoraron en 2010. Todos han crecido y, quizá por ello, la película es más madura, cómo si película y protagonistas fueran desarrollándose de la misma manera. Desde el primer momento vemos que los personajes han evolucionado tanto físicamente como mentalmente y esa evolución es evidente en el ritmo de la película. No creo que Cómo Entrenar a tu Dragón fuera infantil pero lo que tengo claro es que esta segunda entrega no es una película para niños. La primera entrega era algo más inocente pero en esta segunda parte el mundo se va a mostrar ante los ojos de estos chicos con toda su crudeza y, por ello, hay pasajes de la película bastante más sombríos de lo que uno suele ver en una producción de este tipo. 


Las imágenes de la película son tan reales que, durante el visionado, me olvidaba constantemente de que estaba viendo una película de animación. No soy ninguna experta en cuestiones técnicas pero creo que, visualmente, esta película es una cima y se nota, y mucho, que los estudios Dreamworks han estado trabajando durante tres años en el desarrollo de la película. Qué queréis que os diga, pero me parece todo un logro conseguir dotar de tanta vida a unos seres inanimados hasta el punto de que te lleguen a parecer de carne  y hueso. Y lo que comento de los personajes es extrapolable a los escenarios, que tienen una riqueza de detalles tan abrumadora que son dignos de postal.


Dicen que segundas partes nunca han sido buenas y, en este caso, el tópico no podría estar más equivocado. Cómo Entrenar a tu Dragón 2 coge todo lo bueno que nos dio la primera entrega y le añade sobriedad, madurez y consistencia. Qué me vayan guardando una entrada, que yo ya estoy esperando la tercera entrega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario