Seguidores

miércoles, 27 de agosto de 2014

El Doble Asesinato en la Calle Morgue (Robert Florey, 1932)



Uno de mis escritores de cabecera desde hace muchos años es Edgar Allan Poe. Siempre he tenido predilección por las adaptaciones cinematográficas de sus obras por eso cuando descubrí la existencia de un pack llamado Colección Edgar Allan Poe supe que tenía que ser mío. En este pack (compuesto por dos volúmenes) encontrareis películas tan conocidas como Satanás o La Caída de la Casa Usher  y también la que ocupa esta entrada, El Doble Asesinato en la Calle Morgue.



Paris, finales del siglo XIX. El estudiante de medicina Pierre Dupin (Leon Ames) se interesa por el hallazgo de unos cuerpos de mujeres en las aguas del río Sena. Detrás de las muertes está el doctor Mirakle (Bela Lugosi), quien, cegado en su afán por demostrar la evolución del mono al hombre, se dedica a secuestrar mujeres para hacer experimentos con ellas y así poder demostrar su teoría. Por ahora, ninguno de los experimentos ha dado resultado pero ya tiene un nuevo objetivo en mente: Camille L'Espanaye (Sidney Fox), la novia de Pierre.



La película se inspira en el relato escrito en 1841 Los Crímenes de la Calle Morgue y, aunque se toma unas cuantas licencias con respecto al original, creo que capta muy bien la esencia de la obra de Poe. Estamos ante una película tan macabra como truculenta pero que en ningún momento cae en la vulgaridad de mostrar y no sugerir. Esto mismo pasa en los escritos de Poe, quien era capaz de hacernos sentir los horrores más inimaginables sin tener que recurrir al efectismo sanguinario. El Doble Asesinato en la Calle Morgue es una película atrevida, o al menos, lo que nos llegó de ella porque la propia productora, la famosa Universal, recortó parte del metraje para eliminar algunas escenas especialmente violentas. Viendo el resultado final, en el que hay tramos verdaderamente impactantes, es inevitable pensar que, en su origen El Doble Asesinato en la Calle Morgue tuvo que ser una película aterradora.


Bela Lugosi estaba en lo más alto de su carrera cuando rodó esta película y se nota. El año anterior había protagonizado Drácula (Tod Browning) y en este mismo año rodaría dos películas clave para el género de terror: La Legión de los Hombres sin Alma (Victor Halperin) y La Isla de las Almas Perdidas (Erle C. Kenton). Su papel en El Doble Asesinato en la Calle Morgue es el de un mad doctor de manual, malvado como pocos y con la máxima de que el fin justifica los medios como bandera. Su experimento es especialmente siniestro y, precisamente, en su laboratorio es donde asistiremos a los momentos más perturbadores del film. Clave en ese experimento es el simio que lo acompaña, quien protagonizará una serie de escenas bastante estimables que podemos considerar precursoras de lo que veremos en 1933 en King Kong (Merian C. Cooper y Ernest B. Schoedsack).


Pero Lugosi no es el único talento que participó en esta película ya que detrás de las cámaras trabajaron figuras tan importantes en el cine de terror de los 30 como Karl Freund, director de La Momia y Las Manos de Orlac o Carl Laemmle Jr., productor de Drácula, Frankenstein o El Hombre Invisible entre otras. Concretamente, creo que la presencia de Karl Freund, quien conocía de primera mano el Expresionismo alemán, fue vital para la película ya que es innegable lo que le debe la película a esta corriente cinematográfica que se desarrolló en las primeras décadas del siglo XX.


Cómo os podéis imaginar, os recomiendo ver la película. Quizá no sea una de las adaptaciones cinematográficas de Edgar Allan Poe más conocidas, pero, sin duda, merece ser reivindicada porque tiene un montón de cualidades que cualquier aficionado al género apreciará.

2 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Me encanta esta película y creo que, desde luego, es uno de los grandes papeles de Lugosi. Lo curioso de todo es que este fue el principio del fin (por decirlo de algún modo) para él ya que rechazó el papel de monstruo en Fkenstein por hacer de este doctor chiflado.
    Sin duda, hay que verla y disfrutarla las veces que haga falta.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí lo que me da pena es que mucha gente sólo recuerde a Lugosi por Drácula y sus trabajos con Ed Wood Jr. y se hayan perdido actuaciones como la que nos brinda en esta película que, encima, es una joyita.

      Muchas gracias por pasarte, un abrazo.

      Eliminar