Seguidores

domingo, 4 de enero de 2015

Lo mejor del 2014 (III). No estrenos.







Si hiciese balance al 2014 y únicamente me limitase a hablar de las películas de estreno que he visto no estaría siendo honesta al hablar de lo mejor del año porque aunque he visto grandes películas de estreno, he visto auténticas obras maestras que no eran novedades. Vamos con el listado.


En 2014 me he quitado varias espinitas cinematográficas que tenía y la obra maestra de Robert Wiene es una de ellas. Si tuviera que daros sólo una razón para que vierais esta película, os diría que sin ella el cine posterior no habría sido igual. ¿Creéis que exagero? Comprobadlo por vosotros mismos.

Cine clásico: Rebeca y Centauros del desierto:

Casi me da vergüenza decir que no había visto Rebeca siendo tan fan como soy de Hitchcock pero la verdad es que la vi siendo bastante cría y apenas tenía recuerdos de ella con lo que podemos decir que éste ha sido mi primer visionado. Evidentemente, ya está por derecho propio en mi listado de pelis preferidas del gordo.

Centauros del desierto tenía ganas de verla desde hace mucho tiempo. No soy muy fan del western pero sí lo soy de John Wayne con lo que, de tanto me pongo uno de sus grandes westerns y me reconcilió, cada vez más, con el género. En este caso, dirige John Ford y viendo su maestría con la cámara (esos encuadres, esa paleta de color...) es fácil comprender porque mucha gente lo considera como el mejor director de toda la historia del cine.

Cine moderno: Domingo sangriento:

Paul Greengrass tiene un estilo muy particular y muy fácilmente reconocible que alcanzó sus máximas cotas con esta película que narra de una manera brutalmente real los trágicos sucesos ocurridos en Londonderry en  1972. Da igual que conozcas los hechos que relata o no, la película no te dejará indiferente.

Frikadas: Piraña 2:

Con el permiso de Sharknado 2, creo que esta es la película de bajo presupuesto con la que más he disfrutado este año. Supongo que el hecho de que tenga el mejor cameo de toda la historia del cine ha influido en esa consideración. David Hasselhoff, qué grande eres.

Revisionados:

En 2014 me embarqué en un, por ahora, inconcluso ciclo que pretende abarcar la filmografía completa de Tim Burton. Gracias a este ciclo volví a revisionar películas que ya forman parte de mi vida pero ninguna está a la altura de Eduardo Manostijeras, una cinta inmortal y tremendamente especial. También fue el año en el que volví a ver M, el vampiro de Düsseldorf o el Drácula de Terence Fisher, películas que vi hace ya muchos años y que fueron determinantes, ambas a su manera, para forjar mi actual gusto cinematográfico. Pero si hay una película que ha estado presente durante todo el 2014, esa es Shame. Con la segunda película de Steve McQueen me ha pasado algo muy curioso y es que en un primer visionado me dejó totalmente fría pero en sucesivos revisionados mi valoración ha ido aumentando, de modo que, cada vez que la emiten en la tele, la veo. Y la cuestión es que, cada vez que la veo, más me gusta y más convencida estoy de que es la mejor interpretación de Michael Fassbender hasta la fecha. Gracias a Paramount Channel y su tendencia a repetir algunas películas una y otra vez, Shame es la película que más veces he visto en 2014 y, si os digo la verdad, no me importaría que lo fuera también en 2015.

Hasta aquí, mi particular repaso a lo que ha sido el 2014. No están todas las que son pero sí son todas las que están. Espero que os haya gustado este especial del  cine de 2014 y, sobre todo, muchas gracias a los que me habéis acompañado a lo largo de él porque sin vosotros y sin vuestros comentarios, esto no tendría sentido. Gracias por estar ahí y que 2015 sea un año de cine para todos vosotros.

4 comentarios:

  1. Estupenda entrada y con gran variedad de estilos.
    Sobre las películas que mencionas, Rebeca es la película con la que me enamoré del cine de Hitchcock y una de mis películas favoritas.
    Y sobre Shame, la vi una vez y no me apasionó, aún reconociendo la gran labor de Fassbender, será cuestión de revisionarla?
    krtles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo que a mí Shame no me gustó mucho la primera vez que la vi pero con cada revisionado, mejora mi percepción de ella. Creo que es de esas películas que, a medida que las vas viendo, te vas fijando en muchos otros detalles que no están a primera vista y que pueden pasar desapercibidos fácilmente. Ya me contarás si la ves.

      Muchas gracias por pasarte, amiga Krtles, un placer contar con tu visita :)

      Eliminar
  2. Menudas joyas has redescubierto en 2014, a mi se me debería caer la cara de vergüenza pero no he visto ni El gabinete del Doctor Caligari ni Centauros del Desierto, son alguna de mis películas que están en la lista de pecados cinematográficos sin ver ;-)
    Un saludo
    http://tododesdemisofa.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, todos tenemos pecados cinematográficos de esos que nos da vergüenza reconocer que no hemos visto pero siempre habrá tiempo para verlos. A ver si este año sigo quitándome espinitas que tengo unas cuantas todavía.

      Gracias por pasarte, Óscar, un saludo

      Eliminar