Seguidores

sábado, 10 de enero de 2015

Críticas a la carrera: Infierno blanco (Joe Carnahan, 2011)



Ficha técnica:
Título original:The Grey
Año: 2011
Director: Joe Carnahan
Género: Survival.
Reparto: Liam Neeson, Dallas Roberts, James Badge Dale, Dermot Mulroney, Frank Grillo, Nonso Anozie. 
Sinopsis: Un grupo de trabajadores, entre los que se encuentra (Liam Neeson), sufren un accidente de avión en una remota y gélida zona de Alaska. Se inicia, entonces, una lucha por la supervivencia en la que se tendrán que enfrentar al frío, el hambre y, sobre todo, una manada de lobos hambrientos que los perseguirán sin descanso.


Aciertos: 

-Liam Neeson. Sueno repetitiva, lo sé, pero me encanta Liam Neeson cuando se pone en plan Bad-ass. Mientras otros necesitan matarse en un gimnasio para hacernos creer que son letales en el cuerpo a cuerpo, Liam Neeson, al natural, lo consigue. Hay quien se lamenta de que ya no se prodigue tanto en el cine de corte más dramático pero a esos les diría que le echaran un vistazo a esta película, que a lo mejor se sorprenden.
-La historia. Infierno blanco es un survival con toques de monster movie en el que la atención se centraliza en la manera de enfrentarse de los supervivientes a una situación absolutamente extraordinaria. Los elementos adversos y los lobos están ahí pero lo que verdaderamente importa es ver como estos hombres actúan. Películas de supervivencia en condiciones extremas hemos visto unas cuantas pero Infierno blanco tiene algo primario, algo ancestral ya que despoja a los hombres de todo lo que ha traído consigo la civilización para ponerles, frente a frente, con su pasado más primitivo. De hecho, hay momentos en que los lobos más que, unos simples animales, parecen seres diabólicos movidos a atacar por razones que desconocemos.
-Los personajes. Es cierto que de entrada, da la sensación de que hay varios personajes muy tópicos pero sólo hay que esperar a que avance la trama para darse cuenta de que merece la pena ver su evolución. A destacar, la manera en que un par de personajes se enfrentan a su trágico destino, son hombres que aguardan su final y el director, únicamente, se centra en la manera que lo afrontan, sin recurrir a heroísmos o sacrificios absurdos.
-El final. Sin entrar a destripar nada, me parece un final muy acertado y el colofón perfecto. Muy acorde al tono de la película.

Errores:

-La escena post-créditos. Sí, hay una escena post-créditos, personalmente, no me enteré de su existencia hasta que me puse a leer otras críticas de esta película. Si alguno visteis esta película hace tiempo y no teníais ni idea de la existencia de esta escena, no os echéis las manos a la cabeza por no haberla visto, primero porque dura segundos y segundo porque se carga las sensaciones del final. Vamos, que si no la veis, tampoco pasa nada.
-El ritmo. A veces es un poco irregular. Ya os advierto que no es una película de acción endiablada pero hay momentos en los que la trama se ralentiza demasiado.
-El diseño de los lobos, que canta en ciertos planos. Es cierto que no lo puedo considerar un error al completo porque creo que abunda en el hecho de que esos lobos nos son lobos normales (por todo lo que comentaba de que parecen seres demoníacos más que animales normales y corrientes).

Veredicto:

Infierno Blanco no es una película de supervivencia al uso porque lo que importa no es lo que hace este grupo de hombres para sobrevivir sino como lo afrontan. Los supervivientes son, como cualquiera de nosotros, personas cuya personalidad se ha forjado mediantes sus vivencias y esa personalidad es determinante a la hora de afrontar una situación así. Y es esto, precisamente, lo que hace que Infierno Blanco sea distinta a otros survivals porque esta película tiene una carga existencialista que ninguna otra cinta similar tiene. Es dramática pero no forzada, es intensa pero no vibrante y, sobre todo, nos pone en contacto con nuestro yo más primitivo. No es para todos los paladares y, seguramente, habrá mucha gente a la que le pareció un tostón pero a mí me ha parecido brillante.
Nota: 7

6 comentarios:

  1. Vaya, pensé que podría gustarte, pero no imaginé que tanto.
    Creo que es una película para verla prestando cierta atención porque hay mucho más de lo que parece a primera vista.
    Los lobos están hechas por un hombre, Greg Nicotero, que viene de la época donde lo digital era la excepción así que entiendo que era precisamente eso lo que buscaban.
    Como ya dije hace poco en twitter, para verlo como estaba Keaton, por ejemplo, haciendo comedias ridículas y cogiendo cualquier papel, los prefiero en este cine de acción con algo más de intelecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, la verdad es que me ha gustado mucho y es, precisamente, por lo que dices de que hay mucho más de lo que parece.

      Yo creo que Liam Neeson ha sabido reconducir su carrera muy sabiamente. A lo mejor la mayoría de películas que hace no son especialmente buenas pero él acaba sobresaliendo y siempre te acaba convenciendo.

      Eliminar
  2. Mmm me has animado a verla! Además me encantan las películas de supervivencia, de aviones estrellados! jeje gran crítica compañera!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anímate y nos cuentas, yo te la recomiendo sin dudarlo :)

      Eliminar
  3. También me encantan las películas de sobrevivencia ahora, esta... normal, cumple. Algunos buenos momentos de tensión llevados por el nuevo héroe de acción Liam Neeson.

    Para pasar el rato está muy bien. Y tu blog ni hablar, preciso!!!

    Saludos
    Esteban
    http://politocine.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es un survival al uso y, claro, a los que os gusta mucho ese tipo de cine es normal que os chirríe. A mí no es un género que me entusiasme y creo que eso es lo que hace que esta película me haya gustado tanto.

      Muchas gracias por la visita, Esteban, un saludo

      Eliminar