Seguidores

lunes, 21 de octubre de 2013

Not of this earth (Roger Corman,1957)



Cuando hablamos de Serie B (o Serie Z) es inevitable no pensar en Roger Corman , el rey de las películas de bajo coste. Si te consideras fan de la Serie B es practicamente obligatorio tener en casa alguna de sus muchas películas, ya sea como director o como productor, porque pocos han sabido como él darle empaque a este tipo de películas. "Bueno, bonito y barato" podría ser el lema de Roger Corman ya que hacía auténticas virguerías con poco tiempo y  menos dinero y Not of this earth es un claro ejemplo de ello ya que fue rodada casi a marchas forzadas en tan solo una semana y con un presupuesto inferior a 100.000 dolares. Evidentemente, la falta de dinero (y de tiempo) se nota pero no tanto como cabría esperar y el resultado final es bastante más  que digno en comparación con otras películas de mayor presupuesto. Y  esto se debe a que Corman siempre se ha reunido de un equipo de colaboradores que sabían lo que se esperaba de ellos y no defraudaban. No nos olvidemos también de que muchos de los que hoy son considerados "grandes" empezaron en el mundo del cine junto a él: Jack Nicholson, Robert De Niro, Francis Ford Coppola, Martin Scorsese...así que algo sabrá este hombre de hacer películas ¿no?.


Not of this earth fue concebida para compartir sesión con Attack of the crab monster y, en general, es considerada una de las más destacables películas de Roger Corman. Y la verdad es que llama la atención por su argumento, que aun siendo hijo de su década tiene un toque que le hace sobresalir entre la media.


Un siniestro extraterrestre ha llegado a la Tierra con la misión de salvar la vida en su planeta. Los alienígenas creen que la clave de su salvación está en la sangre humana y de ahí que este personaje siempre vaya con un maletín donde guarda la sangre que les saca a sus víctimas. El arma para inmovilizar a las víctimas son sus propios ojos, que siempre lleva cubiertos con unas gafas de sol. Además, se sirve de su inteligencia superior para meterse en la mente de las personas y así poder manejarlas a su antojo. Pero el extraterrestre necesita de los humanos para que le hagan transfusiones de sangre de manera constante y, al convivir con ellos, será cada vez más dificil  mantener su identidad oculta.

Como cualquier aficionado al cine de terror verá, la descripción del extraterrestre es la de un vampiro casi de libro. De hecho, en un momento de la película se menciona, de manera cómica, la similitud entre el modus operandi del asesino y el de un vampiro. Precisamente, lo cómico es una parte muy importante de la película. En realidad, lo que se buscaba era hacer una comedia terrorífica y por eso, como contrapunto a la truculencia de la historia y a la sobriedad que destilaba el extraterrestre (protagonizado por Paul Birch) están una serie de personajes más (si se me permite la expresión) cachondos, como el vendedor protagonizado por Dick Miller, actor fetiche de Corman y de Joe Dante (otro especialista en unir humor y terror).

Si hay dos actores que destacan por encima del resto son Paul Birch y Beverly Garland. Paul Birch es el extraterrestre y Beverly Garland la enfermera que le hace las transfusiones que tanto necesita para sobrevivir. En sus filmografías ambos tienen títulos de lo más jugoso para los fans de la sci-fi cincuentera como puede ser Conquistaron el mundo o El día del fin del mundo, que además fueron dirigidas por Roger Corman (con el trabajaron en varias ocasiones).


Pequeño detallito a tener en cuenta: la morfología del único monstruo alienígena que veremos durante todo el metraje tiene cierto parecido con el extraterrestre más famoso de todos los tiempos (con el permiso de ET, claro)


En general, es una película bastante recomendable. Roger Corman coge dos de las constantes del cine de ciencia ficción de la época como son los extraterrestres y el miedo a todo lo relacionado con lo nuclear y lo mezcla con una modernización del mito del vampiro. Como mínimo se merece un visionado, creo yo.


Como curiosidad decir que se han hecho tres remakes, siendo el más conocido el de 1988 protagonizado por la ex-actriz porno Traci Lords.

No hay comentarios:

Publicar un comentario