Seguidores

sábado, 12 de octubre de 2013

Machotes de los 80 (1)


Año tras año me echo las manos a la cabeza cuando salen las listas de los hombres más deseados del planeta. Es evidente que los gustos van evolucionando con el paso del tiempo y que el prototipo de belleza va cambiando, pero nunca entenderé que algunas mujeres vean atractivos a ciertos hombres  y digo “hombres” porque pertenecen al género masculino, pero la realidad es que algunos parecen, con perdón, auténticas nenazas.

La cuestión es que en los últimos años el prototipo de hombre ideal ha evolucionado de una manera que yo calificaría como preocupante. Creo que el tema de la metrosexualidad ha hecho mucho daño y hemos pasado de un hombre poco amigo de dedicar más tiempo del necesario a arreglarse (rozando lo guarro en algunos casos, para que negarlo) a un hombre que se pasa más horas delante del espejo que cualquier mujer. Y ni tanto ni tan poco, oiga, que a mí me gustan los hombres arregladitos pero no los que tienen menos pelos en el cuerpo que yo. 


Pero lo peor del tema no es que los hombres se depilen o usen contorno de ojos, lo malo es que da la sensación de que el hombre ha perdido la masculinidad por el camino. Y ahí es a donde yo quería llegar, o volver, según se mire, porque hoy nos vamos a los 80, la década de los hombres de pelo en pecho. Si por algo destaca el prototipo de hombre de los 80 es porque todos destilaban masculinidad por los cuatro costados. Eran hombres recios, grandotes y peludos y, aunque quizá no eran guapos de los que quitan el hipo, tenían algo llamado sex-appeal que no veo en casi ninguno de los jovenzuelos que tantas seguidoras histéricas tienen ahora.

El listado que he elaborado no es muy extenso pero creo que es lo suficientemente representativo de lo que fue aquella década. Vamos a ello.


David Hasselhoff:


Creo que no hay nadie que represente mejor que David Hasselhoff lo que era el prototipo de hombre en los 80: alto (1.93 cm), moreno, fuertote y con un señor matojo de pelo en el pecho. Empezó la década con El coche fantástico (1982-1986) y la acabó con Los vigilantes de la playa (1989-2001) y, entre medias, descubrimos que también era cantante.

En los últimos años ha estado un poco de capa caída (principalmente desde el incidente de la hamburguesa) pero poco a poco parece remontar haciendo apariciones estelares en frikadas como Piraña 2. Evidentemente, los años no pasan en balde y el hombre ya no es lo que era pero siempre nos quedará su “Kitt, te necesito”.


Tom Selleck:


Lo reconozco, tengo debilidad desde siempre por este hombre, hasta el punto de que es uno de los primeros hombres a los que mire como tal (ya me entendéis ¿no?). Físicamente, tiene características similares a las de David Hasselhoff, también alto, moreno, pelo en pecho…y un señor bigote. Tom Selleck saltó a la fama gracias a la serie Magnum P.I. (1980-1988). Lo malo de que la serie se desarrollará en Hawaii era que nos obligaba a ver camisas floreadas espantosas pero lo bueno era que también veíamos a Tom Selleck enseñando pechote y, claro, eso ya nos gustaba más. A este hombretón le estamos viendo últimamente en la serie Blue Bloods y, la verdad, es que para tener  68 años el señor Selleck se conserva estupendamente.



Lorenzo Lamas:




Los 80 fueron la década de los machotes de pelo en pecho y del desembarco masivo de soap opera en nuestro país, siendo la más importante Falcon Crest (1981-1990). Y gracias a esta serie, Lorenzo Lamas se hizo tan popular en nuestro país, por eso y por el famoso anuncio cuyo slogan era “Lorenzo Lamas, el rey de las camas”. Últimamente le hemos visto en ese peliculón de la factoría The Asylum que es Mega Shark vs Giant Octopus . Evidentemente él no es ni de lejos lo mejor de la película, pero de algo hay que comer ¿no?








2 comentarios:

  1. Santo cielo. La foto de Hasselhoff con los perritos se clava en el cerebro y es macho-macho man ochentera al completo. Eso sí, el tipo me sigue cayendo bien.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Es total!, no la había visto nunca hasta que estaba escribiendo esta entrada y supe que tenía que estar en el blog sí o sí.
    A mi este hombre me encanta, me parece un tipo genial y tiene pinta de ser un auténtico cachondo.

    Saludos.

    ResponderEliminar