Seguidores

martes, 11 de octubre de 2016

Críticas a la carrera: Los reyes del sol (J. Lee Thompsom, 1963)

Ficha técnica:
Título original: Kings of the sun
Año: 1963
Director: J. Lee Thompsom
Género: Aventuras.
Sinopsis: una tribu maya, perseguida por sus enemigos, no tiene más remedio que huir hacia lo desconocido a través del mar. Cuando llegan a tierra, creen haber encontrado el lugar ideal para establecerse pero lo que no saben es que en esa zona ya vive una tribu y no están dispuestos a compartir sus tierras tan facilmente.


A favor:

-La temática. ¿Cuántas películas conocéis ambientadas en la América precolombina? lo habitual es que veamos películas en las que los pueblos américanos se tienen que enfrentar a los conquistadores europeos y esta es una de las principales particularidades de Los reyes del sol. Aquí no hay europeos, hay mayas y hay indios norteamericanos y esta película hace una recreación de como sería el choque entre ambas culturas. Que sí, que hay cosas tan surrealistas como que ambas tribus se entiendan porque hablan el mismo idioma, pero desde el primer momento nos dejan muy claro que no estamos ante una recreación histórica fidedigna así que sólo nos queda aceptarlo y disfrutar del viaje.

-Las escenas. Hay planos aéreos, hay escenas filmadas en espacios naturales y escenas de multitudes como la del sacrificio del inicio de la película que están francamente bien, pero si me tuviera que quedar con una escena me quedaría con la que protagonizan Águila Negra (Yul Brynner) y Ixchel (Shirley Anne Field) cuando él se acaba de enterar que al día siguiente va a ser ofrecido en sacrificio a los dioses. De entrada me gustó mucho la manera en que el director se vale del  juego entre luces y sombras para enfatizar las palabras de Águila Negra pero es que, además, todo el diálogo que se produce entre los dos es de los que más garra tienen en toda la película. 

En contra:

-El trío protagonista. Este es un error a medias porque ninguno nos ofrece un gran trabajo pero el triángulo amoroso que protagonizan entre si es uno de los principales ejes de la película y hay algún que otro momento destacable. George Chakiris es Balam, el rey maya, mientras que Yul Brynner da vida al Jefe Águila Negra. Ambos se enamoran de Ixchel, a quien da vida Shirley Anne Field. De los tres sobresale Yul Brynner, pero no por hacer un gran papel sino porque se pasa toda la película medio desnudo luciendo abdominales. 

-¿Dónde estamos? Hay momentos en que tenemos dudas porque más que mayas parece que estamos viendo egipcios (algunos vestidos parecen recien salidos de la corte de Ramses II) y abundan las personas que, por sus características físicas, parecen de cualquier sitio menos de Centroamérica. Evidentemente, el peso de las superproducciones de la época (Cleopatra se había estrenado en 1963) y la poca experiencia en la época a ambientar fueron cruciales a la hora de meter la pata de esta manera.

-El (anti)climax. Ha llegado el momento de la batalla final, sabemos que uno de los dos gallos del corral va a morir para que el otro tenga el camino libre con Ixchel y, por tanto, todas las espadas están en alto. La cuestión es que esta parte es, con diferencia, la peor de la película, porque es precipitada y superficial y porque no tiene profundidad ninguna. Si, como a mí, la cinta os ha estado gustando, perdonaréis ese climax tan flojo pero, como no haya sido así, vuestra percepción de la película será pésima.

Veredicto:

Los reyes del sol tiene en su temática una de sus grandes cualidades. No es una gran cinta pero tiene aventura, acción, amor y es bastante entretenida. Es cierto que lo del rigor histórico no es lo suyo pero tiene ese toque de superproducción de la época dorada del cine que hace que merezca la pena echarle un ojo.
Nota: 6

No hay comentarios:

Publicar un comentario