Seguidores

martes, 18 de octubre de 2016

Críticas a la carrera: Escalofrío en la noche (Clint Eastwood, 1971)

Ficha técnica:
Título original: Play Misty for Me
Año:1971
Director: Clint Eastwood
Género:Thriller
Sinopsis: Dave Garland (Clint Eastwood) es un locutor de radio que suele recibir llamadas de una mujer que siempre le pide la misma canción. Un día la conoce en un pub y acaban pasando la noche juntos pero lo que se suponía iba a ser tan sólo en una se acaba convirtiendo algo más porque Evelyn (Jessica Walter) no está dispuesta a renunciar a Dave tan fácilmente.




A favor:

-Clint Eastwood debuta como director. Sinceramente, sólo con ese dato ya es más que motivo suficiente para que merezca la pena echarle un ojo a esta película porque incluso las peores películas de Eastwood tienen destellos de genialidad. En este caso no estamos ante una de sus grandes obras pero nos presenta un trabajo más que decente, un thriller psicológico en el que la tensión va creciendo momento a momento como debe ser con una historia de estas características.

-La interpretación de Jessica Walter. En su día fue nominada al Globo de oro por su interpretación y, en mi opinión, fue totalmente merecido. Su papel no es nada fácil ya que este tipo de personaje cambia de registros constantemente y tiene que parecer creible en todos ellos y, la verdad, funciona estupendamente en todos. Especialmente buenos son los momentos en los que pierde la cabeza por completo, como en la escena en casa de Dave con la asistenta o el final. 

-La moraleja. La lectura que sacamos de esta película es que el personaje de Clint Eastwood también tiene responsabilidad en lo que ha pasado. Lo más fácil hubiera sido cargar las tintas contra el personaje de Jessica Walter, que efectivamente es quien causa toda esta situación, pero, tal y como está manejada la historia, nos quedamos con la sensación de que debemos tener cuidado con lo que hacemos ya que nuestros actos pueden tener consecuencias.

En contra:

-Su gran parecido con Atracción fatal. Sobra decir que el que Atracción fatal se parezca tanto a Escalofrío en la noche no es culpa de la película de Eastwood, entre otras cosas porque Atracción fatal es de 1987. El problema es que es mucho más conocida la película de Adrian Lyne y eso, quizás, ha provocado que Escalofrío en la noche no tenga la relevancia que se merece o que se tienda a comparar la una con la otra. Gran error, Glenn Close está genial y Atracción fatal tiende más al efectismo pero me parece mucho más redonda Escalofrío en la noche.

-La música. Más que a la banda sonora, me refiero a la selección musical. En varias ocasiones, siento que está fuera de lugar, que no pega con lo que estamos viendo en pantalla y que es capaz de sacarnos de la historia en un par de momentos. Tampoco termina de convencerme el momento festivalero en medio de la película, me parece una escena demasiado larga que no aporta gran cosa al desarrollo de la historia y que hace que la tensión decaiga en el momento en que menos falta hace que pase algo así.

-La historia de amor. Con historia de amor me refiero a la que se desarrolla entre el personaje de Clint Eastwood y el de Donna Mills. Es la parte más floja de la película y la que hace que mi opinión de Escalofrío en la noche no sea mejor. El problema es que hay determinados momentos de esta trama que están metidos con calzador e, incluso, de relleno de modo que, al igual que pasaba con la escena del festival, nos salimos de la historia y perdemos toda esa tensión tan interesenta que íbamos acumulando.

Veredicto:

El debut como director de Clint Eastwood nos trae un thriller llevado con bastante buen ritmo. La historia no es nada del otro mundo y hay algún que otro error pero cualquiera que disfrute con el cine de Eastwood, quedará complacido.
Nota: 6,5

No hay comentarios:

Publicar un comentario