Seguidores

martes, 17 de marzo de 2015

Chappie (Neill Blomkamp, 2015)



Son muchos los directores que lo intentan pero son pocos los que consiguen inscribir su nombre en el libro dorado de la ciencia-ficción. Quizás es demasiado pronto para decir que Neill Blomkamp pasará a la historia del género pero lo que es innegable es que cada vez que estrena un nuevo título consigue que los fans de la ciencia-ficción lo tengan en cuenta. Este año es el turno de Chappie.


La delincuencia ha llegado a unos extremos tan exagerados que la única manera de combatir el crimen es mediante un equipo de robots policías. Un día, durante una redada, uno de estos robots queda totalmente inutilizado y entonces será cuando el ingeniero Deon Wilson (Dev Patel) decida aprovechar ese cuerpo para darle un nuevo uso. Así es como nace Chappie (Sharlto Copley), una inteligencia artificial única en el mundo.


Pensad en cualquiera de las películas que hayáis visto protagonizadas por un robot en el que el mismo demuestre tener tantos o más sentimientos que un ser humano (Wall-e, por ejemplo) y luego sólo tenéis que echarle una pizca de Robocop para que el resultado sea lo más parecido a lo que es Chappie. Chappie consigue mantener un cierto equilibro entre la parte más sentimental de la cinta y la parte en la que predomina la acción y, aunque abundan los momentos en los que la trama se centra en cómo Chappie reacciona ante el mundo que está descubriendo, cada cierto tiempo hay pasajes de la historia que nos recuerdan la cruda realidad del momento en el que se desarrolla esta historia. Aun así, los que vayan a ver esta película esperando ver una cinta de ciencia-ficción en la que priman los efectos especiales y la acción seguramente queden decepcionados ya que, aunque hay momentos de ese estilo, lo que prima es seguir la evolución y desarrollo de Chappie.


Chappie está recibiendo unas críticas muy tibias y, la verdad, no entiendo los fundamentos de muchas de ellas. En general, la gente que la defenestra se está centrando en dos aspectos, precisamente los dos ámbitos por los que suele moverse la ciencia-ficción habitualmente. Por un lado están los que la critican por no tener un argumento más trascendental y sesudo y por el otro están los que dicen que no tiene acción. Y yo les digo a ambos bandos que no podrían estar más equivocados porque Chappie tiene todo esto y más.

Vamos con la parte trascendental. Desde el primer momento nos dejan claro que el cuerpo de Chappie tiene fecha de caducidad y ese es un aspecto que acentúa aún más su humanidad. Además, llega un momento en el que él mismo es consciente de su propia mortalidad con lo que se obsesiona buscando algo que ha traído de cabeza a la humanidad durante siglos: la inmortalidad. Así que, decidme ¿es eso o no algo trascendental? Y no sólo es esto, es que también se tocan temas como el paso de la edad infantil a la edad adulta o la lucha por encajar cuando eres distinto. Y en cuanto a la acción, hay un par de escenas bastante potentes y, encima, protagonizadas por robots con lo cual la espectacularidad está asegurada.

Con todo esto ¿cuál creo yo que es el problema de Chappie y porque se le están dando tantos palos? Creo que el problema es que Neill Blomkamp ha intentado darle a su película un toque de ironía y parodia pero le ha salido el tiro por la culata porque al guión y a los personajes les falta cierta consistencia y ha sido muy difícil captar esa burla. Eso es lo que pasa, por ejemplo, con el personaje de Hugh Jackman, que parece una parodia de los militares que aparecían en las cintas de sci-fi de los cincuenta, obsesionados por la guerra y dispuestos a conseguirla a toda costa o el personaje de Dev Patel, que bebe directamente de los mad doctor que tanto hemos visto en este género, aquellos que sólo piensan en concluir con éxito sus experimentos sin plantearse las consecuencias del mismo.


Y este creo que es el principal problema de Chappie, un sentido del humor muy mal entendido. También añadiría que el guión es un poco conservador y, probablemente, habría que haber arriesgado algo más pero creo que estas carencias no justifican las críticas tan malas que está recibiendo esta película. No va a pasar a la historia de la ciencia-ficción como uno de los grandes títulos del género pero es que, de esas, con suerte, nos llega una cada año. Para mí, el problema es que a Neill Blomkamp se le exige más que a muchos otros, District 9 fue una de las grandes sorpresas de 2009 y, encima, va a ser el encargado de devolvernos al universo Alien, pero esos datos no justifican que está película deba ser examinada de manera más minuciosa que otras o que, a la mínima, haya que cargar contra su cine. Sólo ha rodado tres películas y, aunque el resultado ha sido desigual, en todas ellas ha demostrado destrezas para este género. Hay directores que filmaron sus grandes éxitos hace más de treinta años (sí, estoy hablando de Ridley Scott) y, sin embargo, siguen teniendo crédito a pesar de que hace más de una década que no ruedan nada verdaderamente decente ¿Por qué no vamos a darle un voto de confianza a Neill Blomkamp?

Chappie es una película de lo más entretenida protagonizada por un personaje que se hace querer desde el primer momento que aparece en pantalla. Estamos hartos de ver cómo, casi cada vez que los seres humanos creamos una inteligencia artificial, los robots acaban volviéndose en nuestra contra así que ¿Por qué no ir a ver una película en la que, para variar, el robot no es el malo de la función?

3 comentarios:

  1. ¿Tu opinión sobre Ninja y Yolandi? Ve vídeos de su grupo : Die Antwood. xD

    ResponderEliminar
  2. A mi la verdad es que me gustó bastante menos que a ti, pero ya se sabe que sobre gustos, quizás sea porque esperaba mucho más de éste director ya que me entusiasmó Distrito 9, pero hay que reconocer que al menos entretiene.
    http://tododesdemisofa.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  3. A mi me encantó y no entiendo tanta mal crítica, es verdad que es una película con un tema más que explotado pero como mínimo para pasar el rato esta bien. Yo ya digo que es la mejor película del año (por ahora) pero eso es una opinión más personal.

    ResponderEliminar