Seguidores

miércoles, 21 de mayo de 2014

Primera sesión de Cortópolis León

En estos tiempos que corren, sacar adelante un proyecto es muy dificil, pero si, encima, ese proyecto está relacionado con el mundo del cine, resulta casi utópico. Y si, para colmo, ese proyecto cinematográfico está relacionado con el mundo del corto, para que hablar, porque los cortos están tan infravalorados que incluso los de su propio gremio, como vimos en la última gala de los Goya, los hacen (injustamente) de menos. Y qué pena, porque hay mucho talento en el gremio de cortometrajistas.
Por eso, todos los que amamos el cine y la cultura en general, estamos de enhorabuena ya que, desde ayer, podemos disfrutar en León del Festival Cortópolis León.


Cortópolis León es algo así como el hermano pequeño del exitoso Festival Internacional de cortos  Cortópolis y llega a la capital leonesa de la mano de Bambara Zinema, Tríptico Producciones y Producciones de la Peña quienes, en colaboración con el Secretariado de Actividades Culturales de la Universidad de León, quieren ofrecer en El Albeitar una selección de cortos cada último martes del mes. Ayer se desarrolló la primera sesión y lo primero que hay que decir es que fue un éxito de asistencia. No podemos hablar de lleno total pero la sala estaba casi repleta y, teniendo en cuenta que era la primera vez que se hacía algo así en León, creo que los organizadores tienen que estar de enhorabuena.
Tras una breve presentación en la que hablaron los organizadores, se proyectaron un par de vídeos en los que los espectadores pudimos conocer algo más sobre Cortópolis, destacando las imágenes de la reciente gala de entrega de los premios NENE. Y, por fin, llegaron los cortos.


En esta primera sesión los organizadores han querido empezar por todo lo alto y, por ello, fueron proyectados los cinco cortos finalistas de los citados premios NENE: Misterio, Death of a Shadow, Voice over, Record/play y Curfew.

Abrió la sesión Misterio de Chema García Ibarra, que es un corto que llama la atención por su punto surrealista y por su aire castizo. Siguió Death of a Shadow de Tom Van Avermaet, que destaca por el lirismo de unas imágenes puestas al servicio de una historia de amor de tintes fantásticos. Continuamos con Voice over de Martín Rosete, un talentoso corto de historias entrecruzadas que asombrará a propios y extraños. Luego vino Record/play de Jesse Atlas, en el que veremos como en una cinta grabada puede haber mucho más que audio y, como colofón, Curfew de Shawn Christensen, que muestra como una simple llamada de teléfono puede darle un vuelco a la vida de una persona. Os aseguro que cualquiera de los cinco cortos visionados tiene un nivel de lo más destacado, pero si yo me tuviera que quedar con alguno, elegiría Misterio y Curfew, soberbios ambos los dos.

Personalmente, yo ya conocía bastante Cortópolis porque he compartido espacio virtual durante varios años con uno de sus promotores, Raúl Cerezo, y he leído unas cuantas crónicas sobre las diferentes sesiones que se han desarrollado a lo largo de 2013/2014. Siempre me daba mucha envidia (sana, siempre sana) el no poder ir alguna de esas galas así que estoy muy contenta de poder tener esa oportunidad sin salir de León. Espero que la gente sea consciente de la suerte que tenemos y sigamos apoyando esta magnífica iniciativa.

Cortópolis León volverá en junio y, por ahora, poco sabemos de lo que va a pasar. En principio la ubicación será la misma pero aun no se han confirmado fechas (a finales de mes son las fiestas de León, habrá que ver) y tampoco sabemos si la propuesta de que cada uno pagase por la entrada lo que quisiera se seguirá manteniendo. En cualquier caso, seguiremos informando.

4 comentarios: