Seguidores

lunes, 3 de marzo de 2014

Gala de los Oscars 2014



No se si mañana, pasado o el mes que viene seguiré teniendo el buen sabor de boca que tengo hoy, pero la realidad es que esta gala es una de las que más me han gustado de los últimos años. Y ya es raro, porque la sensación habitual el día después de los oscars es muy distinta. Lo habitual es que esté de mal humor, primero por haber dormido poco, segundo por haber estado despierta para tragarme semejante coñazo y tercero porque alguno (o la mayoría) de los premios me habían parecido indignantes.
Pero este año no hay nada de eso, estoy contenta con la gala y su desarrollo y aun más contenta con los premios. Y lo mejor, no ha venido nadie a tocar las narices a las 9 de la mañana y he podido dormir unas cuantas horas. Bien por mí.

Ellen Degeneres estuvo ágil, divertida y mordaz. Discurso inicial corto y, a diferencia de lo que pasa en los Goya, sin recrearse en lo mal que va todo. Ellen si que se dedicó a lanzar dardos más o menos envenenados a algunos actores (¿verdad, Liza Minnelli?) y fue al lío rápidamente. Muy bien lo de interactuar constantemente con los invitados pero, sobre todo, un gran acierto lo de hacerlo con los internautas al ir colgando la propia Ellen las fotos que ella misma iba tomando en la gala. Para la historia quedará la selfie que se hizo con varios actores que es ya lo más retwitteado de todos los tiempos. Y lo de la pizza: divino. La imagen de Brad Pitt (firmo llegar a los 50 así) poniéndose ciego a pizza es algo que tardaremos años en olvidar.
 
El tema de la gala fue el homenaje a los héroes. Por ello, a lo largo de la gala, vimos a Jim Carrey, Sally Field o Chris Evans presentando diversos vídeos en los que se homenajeaba a todo tipo de héroes: de la animación, reales, del cine… muy buena selección las de las escenas que aparecían en los vídeos y también muy buen montaje. Otro acierto.

Más homenajes, en este caso uno absolutamente espectacular, el que se hace a la maravillosa El Mago de Oz. Pink, vestida de rojo, canta “Somewhere over the rainbow”. Pelos como escarpias, oiga.


Empieza el reparto de premios. Primer oscar, muy merecido, para Jared Leto (Dallas Buyers Club) que le dedica el premio a su madre. No negaré que mis preferencias iban por otros derroteros porque mi favorito era Michael Fassbender pero el transexual enfermo de SIDA que interpreta Jared Leto pone los pelos de punta a cualquiera. Para el recuerdo su estilismo, que hizo correr ríos de tinta en redes sociales por su apariencia casi "divina"..
La primera sorpresa de la noche viene de la mano de El Gran Gatsby que se lleva el oscar al mejor vestuario desbancando a grandes favoritas como La Gran Estafa Americana o 12 Años de Esclavitud. En mi opinión, este oscar tenía un nombre y era el de la película de David O. Russell, pero hay que reconocer que el vestuario de la película de Baz Luhrmann es espectacular. Catherine Martin volverá a subir a recoger un segundo premio, el de dirección artístico, consiguiendo un pleno para la película por llevarse los dos premios a los que estaba nominada.

Segundo oscar para Dallas Buyers Club. Con un presupuesto de tan solo 250$ el equipo de maquillaje de esta película se lleva un oscar. La verdad es que la caracterización de los actores en esta película es impresionante y demuestra que a veces más vale tener talento que dinero.
 
Es el momento de la animación, sorpresa en el corto, que se va para Luxemburgo con Mr. Hublot y previsible en el largo con el premio para Frozen en un año en el que las películas nominadas eran algo mediocres. Frozen se llevará otro premio más, a la mejor canción. A mi me gustaba mucho más la de Her pero eso ya es otra historia.

Esta tenía que ser la noche de Gravity y de Alfonso Cuarón y en cuanto empiezan a repartirse los premios técnicos  lo vamos confirmando. Para Gravity es el primer premio técnico  de la noche, el de efectos visuales, y después vendrán el de sonido, efectos sonoros, fotografía, montaje, BSO y, como colofón, el de director.

No hubo suerte para Esteban Crespo y su  Aquel No Era Yo, que no se llevó el premio al mejor corto. Al menos en esta gala se le dio su lugar a los cortometrajistas, algo que los académicos del cine español no son capaces de hacer en la suya. Ojalá esta nominación le sirva de algo a Esteban Crespo, quien hace unos días dijo que llevaba 10 años intentando filmar un largo. Que triste.

Se cumplen los pronósticos y La Gran Belleza gana el premio a la mejor película de habla no inglesa. Italia no se llevaba este premio desde 1998 cuando lo ganó con La Vida es Bella y, a pesar que cualquiera de las nominadas hubiera sido una digna ganadora, este año el premio tenía que ser para la película de Sorrentino.

Llega el primer premio para la cinta de Steve McQueen. Lupita Nyong’o se lleva el oscar a la mejor actriz de reparto en su debut en el cine. La verdad es que su papel en 12 Años de Esclavitud es tremendo y sus escenas en la película son las más duras y las que más hacen reflexionar sobre el sufrimiento de tantas y tantas personas en aquellos tiempos. Hay momentos en los que su mirada lo dice todo y, al menos yo, tuve que apartar la vista durante cierta escena especialmente cruda (los que hayáis visto la película lo sabréis). Habrá que estar atentos a la progresión de esta mujer porque ha entrado en el mundo del cine con muchas ganas.
 
El momento más emotivo de la noche llega con el in memoriam. Es terrible ver los grandes profesionales que nos han dejado este año: Peter O’Toole, Ray Harryhausen, Joan Fontaine, Harold Ramis, Richard Matheson, Philip Seymour Hoffman…grandísimas pérdidas para todos los que disfrutamos del séptimo arte. Glenn Close es la presentadora del vídeo y, tras su visionado, Bette Midler culmina el homenaje cantando “Wind beneath my wings”.

Tras los oscars musicales (mejor BSO para Steve Price por Gravity y mejor canción para Frozen), empieza el reparto de premios gordos. Mejor guión adaptado para 12 Años de Esclavitud y mejor guión original para Her. Por fin un premio para Spike Jonze, que llevaba tiempo mereciéndolo aunque creo que es un botín más bien escaso para una de las películas más originales del año.

 


El premio para el mejor director es  para el mexicano Alfonso Cuarón. No es ningún secreto que Gravity es una de las películas que más me han gustado del año pasado pero es que, además, soy muy fan de Alfonso Cuarón (Hijos de los Hombres es una obra maestra de la ciencia ficción de la última década) así que es una alegría ver como el trabajo de este gran profesional es reconocido con un premio de este calado. 

No hubo sorpresas y una espectacular Cate Blanchett recoge su segundo oscar (el anterior fue como mejor actriz de reparto por El Aviador) por su trabajo en Blue Jasmine. Lo contrario hubiera sido un escándalo porque es la mejor interpretación femenina que he visto este año, es más, casi podría afirmar que es la mejor interpretación, en general, que he visto este año. Quizá no sea la mejor película de Woody Allen, pero la Jasmine de la Blanchett está, sin duda, al nivel de la Annie Hall de Diane Keaton.

Tampoco fue una sorpresa ver a Matthew McConaughey llevarse el premio al mejor actor por su papel de cowboy enfermo de SIDA en Dallas Buyers Club. En la vida me hubiera imaginado que iba a ver a este hombre recoger un oscar pero sorpresas te da la vida. Cuanto lo siento por Leonardo DiCaprio, su Jordan Belfort es una auténtica maravilla pero nadie podía suponer que tendría un rival de esta  talla en la pelea por la codiciada estatuilla. La verdad es que ha tenido que ser un palo tremendo para DiCaprio porque una ya no sabe que más tiene que hacer este pedazo de actor para que le den un premio. Lo triste es que se lo acabarán dando más tarde o más temprano y seguramente ese año no será tan merecido como ha sido éste. Ya se verá.


Aunque ayer para algunos era una sorpresa, para mi estaba claro que el premio a la mejor película iba a  ser para 12 Años de Esclavitud. Brad Pitt, como productor, recoge su primer oscar pero le cede el protagonismo a un nervioso Steve McQueen quien, arropado por todo su reparto, lee un discurso en el que tiene un recuerdo para todas las personas que han sufrido y sufren la esclavitud.
12 Años de Esclavitud no era la mejor película pero tampoco me parece una mala elección. Hubiera sido una sorpresa mayúscula que el premio se lo hubiese llevado Gravity pero la cinta de Cuarón ha demostrado que es un hito en el cine del año 2013 así que casi lo de menos es que se hubiese llevado ese premio.

Si Gravity y 12 Años de Esclavitud fueron las grandes vencedoras de la noche, la gran perdedora fue La Gran Estafa Americana que de diez nominaciones no se llevó un solo premio. Tampoco se llevaron nada Nebraska, Philomena o Capitán Phillips pero creo que su fracaso no es comparable con el de la película de David O. Russell la cual, a diferencia de las tres que he citado, partía como favorita en muchos premios. A mi ese ninguneo me parece bastante correcto porque, como ya comenté en el repaso a las películas nominadas, me parecía una película muy inflada que estaba en un escalón inferior que el resto con las que competía.

Para terminar, gran acierto la elección de Ellen Degeneres (que repita más veces, por Dios) momentos memorables y más que correcto reparto de premios. Así sí.

Os dejo un enlace con la lista completa de ganadores Ganadores Oscars 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario