Seguidores

domingo, 31 de agosto de 2014

El Niño (Daniel Monzón, 2014)



Todo apunta a que la última película de Daniel Monzón, El Niño, está llamada a ser una de las películas españolas más taquilleras del 2014 y, en parte, se va a deber a la incesante campaña de publicidad que la está acompañando. Al igual que sucedió con Lo Imposible (Juan Antonio Bayona, 2012) o con Ocho Apellidos Vascos (Emilio Gutiérrez-Lázaro, 2014), la promoción de El Niño ha sido constante (o cansina, dirían algunos) de manera que, meses antes de su estreno, la gente ya estaba interesada por ella. De este modo, podemos comprender que esta película haya recaudado el día de su estreno un millón de Euros, cifra espectacular y más para una película española lo que pone a esta cinta en el camino de convertirse en el mejor estreno en lo que va de año. Ahí es nada.



El Niño (Jesús Castro) y el Compi (Jesús Carroza) quieren iniciarse en el mundo del narcotráfico, lo que para ellos es casi un juego. Mientras, Jesús (Luis Tosar) y Eva (Barbara Lennie), agentes de Policía, llevan años tratando de demostrar que la ruta del hachís es ahora uno de los principales coladeros de la cocaína en Europa. Su objetivo es El Inglés (Ian McShane), el hombre que mueve los hilos desde Gibraltar, su base de operaciones. Los destinos de estos personajes a ambos lados de la ley terminan por cruzarse para descubrir que el enfrentamiento de sus respectivos mundos era más peligroso, complejo y moralmente ambiguo de lo que hubieran imaginado.


jueves, 28 de agosto de 2014

Satanás (Edgar G. Ullmer, 1934)



Durante los años 30 hubo una pareja de actores del cine de terror que despuntaban por encima del resto, Boris Karloff y Bela Lugosi. Por separado, eran un importante reclamo en taquilla por lo que era cuestión de tiempo que la Universal les hiciera coincidir en la misma película. Finalmente, acabarían trabajando juntos en ocho ocasiones entre las que se cuentan El Cuervo, La Sombra de Frankenstein o la película que ocupa esta entrada, Satanás, que fue la primera película en la que compartieron pantalla.



Una pareja de recién casados se verá obligada a compartir parte de su viaje con el doctor Vitus Werdegast (Bela Lugosi). A causa de un accidente, la pareja acompañará al doctor a su destino, la residencia del ingeniero Hjalmar Poelzig (Boris Karloff), un hombre siniestro con el que el doctor parece compartir algo más que una simple amistad.

miércoles, 27 de agosto de 2014

El Doble Asesinato en la Calle Morgue (Robert Florey, 1932)



Uno de mis escritores de cabecera desde hace muchos años es Edgar Allan Poe. Siempre he tenido predilección por las adaptaciones cinematográficas de sus obras por eso cuando descubrí la existencia de un pack llamado Colección Edgar Allan Poe supe que tenía que ser mío. En este pack (compuesto por dos volúmenes) encontrareis películas tan conocidas como Satanás o La Caída de la Casa Usher  y también la que ocupa esta entrada, El Doble Asesinato en la Calle Morgue.



Paris, finales del siglo XIX. El estudiante de medicina Pierre Dupin (Leon Ames) se interesa por el hallazgo de unos cuerpos de mujeres en las aguas del río Sena. Detrás de las muertes está el doctor Mirakle (Bela Lugosi), quien, cegado en su afán por demostrar la evolución del mono al hombre, se dedica a secuestrar mujeres para hacer experimentos con ellas y así poder demostrar su teoría. Por ahora, ninguno de los experimentos ha dado resultado pero ya tiene un nuevo objetivo en mente: Camille L'Espanaye (Sidney Fox), la novia de Pierre.

lunes, 25 de agosto de 2014

Rebeca (Alfred Hitchcock, 1940)



Cuando me preguntan cuál es mi director favorito casi siempre digo que es Alfred Hitchcock. Me resulta muy difícil quedarme con uno solo pero, globalmente, la carrera del director inglés me parece una de las más redondas. Y si hubo una película determinante en la carrera de Hitchcock esa fue Rebeca.


Maxim de Winter (Laurence Olivier) es un aristócrata inglés que viaja a Montecarlo buscando olvidar la muerte de Rebeca, su esposa. Allí conocerá a una joven de dama de compañía (Joan Fontaine) con la que, tras un fugaz noviazgo, se casará. Ya convertidos en marido y mujer se trasladan a vivir a Manderley, la residencia habitual de Maxim. Allí, la nueva señora de Winter, descubrirá que todo en aquel lugar está impregnado del recuerdo de Rebeca.

domingo, 24 de agosto de 2014

Lucy (Luc Besson, 2014)



Scarlett Johansson no para de trabajar. Quizá no sea una gran actriz pero tiene el suficiente tirón como para ser el principal reclamo de una película como sucede en la que ocupa esta entrada: Lucy. En este caso, vuelve al cine de acción, ese género en el que cuesta tanto encontrar una mujer con un papel relevante y lo de hace de la mano de un experto en el tema, Luc Besson.


Lucy (Scarlett Johansson) es una mujer que se ve obligada a hacer de mula. Cuando la bolsa de droga que lleva en su interior se rompe, los estupefacientes se fundirán con su organismo otorgándole poderes sobrenaturales y convirtiéndola en una auténtica máquina de matar.

La Taberna del Irlandés (John Ford, 1963)



Si pensamos en John Wayne, nos vienen a la cabeza un montón de grandes películas enclavadas en el género americano por excelencia, el western. Pero John Wayne no era sólo un tipo de duro al que el revólver y el sombrero de cowboy le sentaban como un guante, también era capaz de regalarnos papeles con una vis cómica que ya quisieran tener muchos de los que, hoy en día, se autodenominan comediantes. La película que ocupa esta entrada, La Taberna del Irlandés, es un claro ejemplo de este talento para la comedia que tenía el legendario actor.


Donovan (John Wayne) es un ex-combatiente de la Segunda Guerra Mundial que regenta una taberna llamada El Arrecife de Donovan en una paradisíaca isla de la Polinesia francesa. La apacible vida en este paraíso se ve sacudida por la llegada de dos personajes: Gilhooley (Lee Marvin) antiguo camarada del ejercito de Donovan al que le une una curiosa amistad y Amelia Dedham (Elizabeth Allen) una estirada bostoniana que viene en busca de su padre (Jack Warden).


viernes, 22 de agosto de 2014

El Retorno del Vampiro (Lew Landers, 1944)



Son muchos los actores que acaban encasillados en un papel pero pocos han llegado al nivel de Bela Lugosi, quien fue, prácticamente, absorbido por el personaje que tantas veces interpretó en pantalla, el de vampiro. Hay mucha rumorología en torno al tema, pero la realidad es que Bela Lugosi pidió ser incinerado a su muerte, quién sabe si para evitar volver de entre los muertos. 
Los años 30 y 40 del siglo pasado fueron los de mayor gloria cinematográfica para el actor, siendo su rostro uno de los más conocidos para los fans del cine de terror de la época. En general, sus interpretaciones más recordadas las encontraremos en la década de los 30 pero ello no significa que en la de los 40 pudiera seguir luciendo los colmillos como pocos lo han hecho después de él y, para muestra, El Retorno del Vampiro.

Durante uno de los bombardeos alemanes sobre Londres, un artefacto cae sobre el cementerio, provocando que varios ataúdes queden al descubierto. Entre ellos se encuentra el que contiene al peligroso vampiro Armand Tesla (Bela Lugosi), quien vuelve a la vida cuando los operarios que trabajan en el cementerio le quitan a su cadáver la estaca que le había mantenido inerte. Este temible ser saldrá de su tumba, sediento de sangre pero, sobre todo, con ganas de vengarse de los responsables de su confinamiento.

martes, 19 de agosto de 2014

Lago Sangriento (James Cullen Bressack, 2014)



Decir The Asylum es decir cine de (muy) bajo presupuesto, con efectos especiales de saldo, argumentos delirantes y viejas glorias pasadas de moda que aceptan cualquier oferta de trabajo porque de algo que hay que vivir. Decir The Asylum es hablar de títulos tan casposos como Transmorphers o Mega Piranha, ya que es muy habitual en esta productora adelantarse a los estrenos de los grandes estudios ofreciendo su propia versión de la historia pero con mucho menos dinero y demasiada imaginación. Pero la productora The Asylum está también detrás de títulos tan conocidos por los fans de la serie B como Mega Shark vs. Giant Octopus o, sobre todo, la saga Sharknado. Lo malo es que, en general, sus películas son auténticos bodrios sólo soportables por los amantes de este tipo de cine y precisamente uno de los últimos bodrios que esta productora se ha sacado de la chistera ha sido la que hoy nos ocupa, Lago Sangriento o Blood Lake: Attack of the Killer Lampreys.


La población de lampreas ha aumentado alarmantemente en las inmediaciones del lago Michigan hasta acabar con todos los peces de la zona. Por ello, van a fijar un nuevo objetivo del que alimentarse: las personas que viven alrededor del lago.

lunes, 18 de agosto de 2014

Aullidos (Joe Dante, 1981)


Raro es el año en que no coinciden en cartelera películas de temáticas similares. Por ejemplo, este año se estrenarán dos películas sobre la figura de Hércules, el año pasado encontramos dos con asaltos ambientados en la Casa Blanca… Si alguna vez os habíais preguntado si esto pasaba hace años, ya os adelanto que en 1981 se dio la feliz coincidencia de ser estrenadas dos de las películas de licántropos más reconocidas de todos los tiempos: Un Hombre Lobo Americano en Londres de John Landis y Aullidos de Joe Dante.


Karen White (Dee Wallace) es una reportera de televisión que, por prescripción médica, se traslada a un lugar llamado “La Colonia” para recuperarse del trauma que ha sufrido al ser acechada por un sanguinario asesino en serio. Pero lejos de encontrar la tranquilidad que tanto necesita, Karen descubrirá que “La Colonia” es un lugar peligroso que oculta un terrible secreto.


domingo, 17 de agosto de 2014

Guardianes de la Galaxia (James Gunn, 2014)



Seguramente haya pocas personas en el mundo que no hayan visto nunca una película perteneciente al universo cinematográfico de Marvel. Personalmente no he visto todas por una sencilla razón: me aburren. No me voy a meter a valorar si son buenas o malas pero la cuestión es que, lo poco que he visto de este ciclo, no me atrae casi nada. Por eso, cuando anunciaron que iban a iniciar una nueva franquicia enmarcada dentro de este universo, no me entusiasmó en lo más mínimo pero fue empezar a conocer más del nuevo proyecto y darme cuenta de que a lo mejor, esta vez, podría ver algo que me gustara. Y la verdad es que Guardianes de la Galaxia me ha gustado.


Peter Quill (Chris Pratt) es un saqueador espacial al que, una serie de circunstancias de su ajetreada vida, le llevan a asociarse con un grupo de personajes de lo más variopinto: Rocket (Bradley Cooper), un mapache genéticamente modificado, Groot (Vin Diesel), un humanoide con forma de árbol, la peligrosa Gamora (Zoe Saldana) y el vengativo Drax, el destructor (Dave Bautista). Juntos intentarán, desesperadamente, salvar el destino de la galaxia.


Los Mercenarios 3 (Patrick Hughes, 2014)



Si algo bueno tuvo el inicio de la saga de Los Mercenarios en 2010 es que sirvió para que todas esas figuras del cine de acción de los 80 y 90, que cada vez tenían menos presencia en proyectos de relevancia, dieran un golpe en la mesa y reclamaran su pedacito del pastel. Desconozco si un hecho está relacionado con otro, pero la realidad es que en los últimos años cada vez es más habitual ver actores que sobrepasan los cincuenta o los sesenta protagonizando cintas de acción. 


Barney Ross (Sylvester Stallone) y sus chicos vuelven a la carga en una tercera entrega en la que se enfrentarán contra un temible oponente, Stonebanks (Mel Gibson), quien, en el pasado fue el fundador del grupo de Los Mercenarios junto a Barney.


domingo, 10 de agosto de 2014

Transformers: la Era de la Extinción (Michael Bay, 2014)



Siempre he pensado que cuando alguien se dedica a hacer crítica (de cine, de televisión, gastronómica…) debe dejar los prejuicios a un lado e intentar ser lo más imparcial posible pero eso es algo que a mí me resulta imposible cuando hablamos de Michael Bay. Michael Bay me parece un hacedor de bodrios con mayúsculas y sus Transformers me parecen abominables, por eso, como os podéis imaginar, no podía ir con el mejor de los ánimos a ver la cuarta entrega de esta saga. Me planteé muy seriamente no ver la película, sobre todo cuando me enteré de que eran casi tres horas, pero yo me debo a mi público y no me quedó otra que hacer de tripas corazón e ir a mi multicine de cabecera. 


Años después de los acontecimientos sucedidos en Chicago, la humanidad aun continua reparando los destrozos. Autobots y Decepticons han desaparecido de la faz de la Tierra, pero, ahora el Gobierno de los Estados Unidos está utilizando la tecnología rescatada en el asedio de Chicago para desarrollar sus propios Transformers. Mientras tanto Cade Yeager (Mark Wahlberg), un mécánico e inventor, encuentra un destartalado trailer. Al intentar repararlo descubre que el camión no solo es un Transformer, sino que también es el mismísimo Optimus Prime, líder de los Autobots.


lunes, 4 de agosto de 2014

Cómo Entrenar a tu Dragón 2 (Dean DeBlois, 2014)



Hay mucha gente (cada vez menos, por suerte) que considera que el cine de animación es para niños. Es cierto que, mayoritariamente, los que llenan las salas de cine cada vez que se estrena una película de este tipo son niños pero eso no quita para que los adultos podamos disfrutar de este cine porque, en muchas ocasiones, estas películas ofrecen una serie de aspectos de lo más atractivos para los que ya dejamos la infancia atrás. Precisamente, una de las películas que más han gustado en los últimos años tanto a niños como a adultos ha sido Cómo Entrenar a tu Dragón (2010). Esta semana nos llega su secuela, una cinta muy esperada que está contando con el apoyo de crítica y público.

Han pasado cinco años ya desde que los caminos de Hipo y Desdentao se unieron y, desde entonces, los dragones y los vikingos viven en armonía en la isla de Mema. Lo que ninguno sabe es que el peligro acecha en el horizonte por culpa de un siniestro personaje que tiene sus propios planes para los habitantes de la isla.


domingo, 3 de agosto de 2014

Sharknado 2: The Second One (Anthony C. Ferrante, 2014)



Si a estas alturas de la película aún hay alguien que no haya oído hablar de Sharknado debería hacérselo mirar porque, seguramente, fuera la película que más sensación causó en el pasado 2013. Sharknado supuso una auténtica revolución en redes sociales y fue tal el impacto que esa disparatada tv movie causó entre el público que la gente de SyFy rápidamente anunció una secuela para este año, secuela que acaba de ser estrenada en televisión.


Fin Shepard (Ian Ziering) y su mujer April Wexler (Tara Reid) vuelan a Nueva York para presentar el libro en el que relatan cómo sobrevivieron a los acontecimientos ocurridos en la anterior entrega pero lo que iba a ser un agradable viaje se convierte en una pesadilla cuando un tornado, repleto de tiburones, hace acto de presencia.


Sharknado 2: The Second One es, en pocas palabras, más de lo mismo. Los que se echaron las manos a la cabeza con la anterior, se horrorizarán con esta y los que disfrutaron con Sharknado cual cochinos en lodazal (entre los que me encuentro) gozarán igualmente con ésta. Si Sharknado es una película sin complejos, en Sharknado 2 la máxima es llegar aún más lejos y, por ello, la frase “no se van a atrever a hacerlo” acudirá a vuestra mente a cada momento del visionado. 



Y es que, el argumento de esta secuela es absolutamente surrealista. Básicamente, Sharknado 2 es una sucesión de escenas, locas hasta decir basta, en las que cualquier objeto es susceptible de convertirse en un arma, humanos y tiburones luchan de tú a tú y, sobre todo, donde los guionistas demuestran que tienen una imaginación portentosa y poco miedo al ridículo. Cada escena supera a la anterior en cuanto a bizarrismo porque es un todo vale constante en el que cualquier situación totalmente inverosímil deja de serlo por obra y gracia de los creadores.

Lo que más me gusta de esta entrega es que han optado por la vertiente friki y han acertado de pleno. En primer lugar, hay todo tipo de cameos. Me voy a quedar con el de Robert Hays, que es un homenaje directo a Aterriza Como Puedas. Este cameo yo me lo tomo como una especie de declaración de intenciones de lo que vamos a ver a lo largo de Sharknado 2: surrealismo, surrealismo y más surrealismo. En segundo lugar, me gusta mucho la recuperación de los elementos que hicieron única a Sharknado. No entro en detalles por no soltar spoilers así que sólo os digo que hay sierras mécanicas por doquier y “regalitos” a lo Jonás y la ballena.


A mí me ha gustado, no tanto como Sharknado porque el factor sorpresa ya no existe, pero encuentro en esta secuela todo lo que me sedujo en la primera entrega. Por supuesto, no es película para todos los paladares y sólo recomiendo visionado a los entusiastas de la primera.

La buena noticia es que vuelven a llover tiburones. La mejor noticia es que tendremos otra entrega de esta disparatada saga en 2015. Tiempo al tiempo, pero la saga Sharknado va camino de convertirse en un clásico tan veraniego como Verano Azul.