Seguidores

miércoles, 28 de mayo de 2014

Grace de Mónaco (Olivier Dahan, 2014)

Cine y glamour están unidos desde los tiempos del star-system y precisamente una de las grandes estrellas de la época dorada de Hollywood fue Grace Kelly, quien en 1956 emparentó con una de las casas reales más glamourosas que tenemos en Europa, los Grimaldi. Desde ese momento, Grace Kelly pasó a ser la Princesa Gracia de Mónaco y se retiró del cine para centrarse en sus labores como princesa hasta su fallecimiento en un accidente de tráfico en 1982. 
Tan solo era cuestión de tiempo que alguien se decidiera a hacer una película sobre la vida de esta gran actriz y, como no podía ser de otra manera, la cinta viene precedida por la polémica desde su estreno.

Grace Kelly, una gran estrella de Hollywood, renuncia a su carrera como actriz para casarse en 1956 con el príncipe Rainiero III y convertirse en la Princesa Gracia de Mónaco. La historia se ambienta en un momento de encrucijada para Grace, quien tendrá que debatirse entre volver al cine de la mano de Alfred Hitchcock o centrarse en su papel como madre, esposa y princesa en un época especialmente convulsa para el Principado de Mónaco.


Grace de Mónaco ha llegado la semana pasada a la cartelera española avalada por unas pésimas críticas y por toda la polémica que se ha generado a su alrededor, motivada, principalmente, por el rechazo que los hijos de la difunta princesa han manifestado hacia la cinta. Sobre la polémica no me voy a pronunciar ya que es muy respetable el deseo de la familia por preservar la memoria de su madre pero también hay que tener en cuenta que una película no es más que una recreación de ficción que no tiene porque ser fiel a unos hechos históricos.

Capítulo aparte merecen las críticas que hemos podido leer tras su proyección en la sesión inaugural de Cannes que han sido absolutamente demoledoras, hasta el punto de que algunos críticos han llegado a afirmar que Grace de Mónaco es la peor película proyectada en toda la historia de Cannes.
Personalmente, creo que no es para tanto, está claro que no es una buena película pero tampoco es tan sumamente mala como nos la están pintando.

El principal pilar de la película es Nicole Kidman, quien intenta estar a la altura luciendo modelito tras modelito (a cada cual más ideal) pero que, gracias a su gusto por el botox, no puede soportar ni uno solo de la multitud de (inexplicables) primeros planos que el director tiene a bien ofrecernos. Precisamente, ese gusto por meter primeros planos una y otra vez es totalmente desconcertante y molesto y, entre eso y que la historia es una auténtico peñazo, es comprensible que la crítica haya reaccionado desvaforablemente. La buena noticia es que es relativamente corta, que, como he dicho, el diseño de vestuario es ideal y que recrea adecuadamente el glamour de la época.

Punto curioso, la presencia de la española Paz Vega metida en la piel de la legendaria María Callas. Para el recuerdo, su playback del aria O mio babbino caro. Escalofriante.

miércoles, 21 de mayo de 2014

Primera sesión de Cortópolis León

En estos tiempos que corren, sacar adelante un proyecto es muy dificil, pero si, encima, ese proyecto está relacionado con el mundo del cine, resulta casi utópico. Y si, para colmo, ese proyecto cinematográfico está relacionado con el mundo del corto, para que hablar, porque los cortos están tan infravalorados que incluso los de su propio gremio, como vimos en la última gala de los Goya, los hacen (injustamente) de menos. Y qué pena, porque hay mucho talento en el gremio de cortometrajistas.
Por eso, todos los que amamos el cine y la cultura en general, estamos de enhorabuena ya que, desde ayer, podemos disfrutar en León del Festival Cortópolis León.


Cortópolis León es algo así como el hermano pequeño del exitoso Festival Internacional de cortos  Cortópolis y llega a la capital leonesa de la mano de Bambara Zinema, Tríptico Producciones y Producciones de la Peña quienes, en colaboración con el Secretariado de Actividades Culturales de la Universidad de León, quieren ofrecer en El Albeitar una selección de cortos cada último martes del mes. Ayer se desarrolló la primera sesión y lo primero que hay que decir es que fue un éxito de asistencia. No podemos hablar de lleno total pero la sala estaba casi repleta y, teniendo en cuenta que era la primera vez que se hacía algo así en León, creo que los organizadores tienen que estar de enhorabuena.
Tras una breve presentación en la que hablaron los organizadores, se proyectaron un par de vídeos en los que los espectadores pudimos conocer algo más sobre Cortópolis, destacando las imágenes de la reciente gala de entrega de los premios NENE. Y, por fin, llegaron los cortos.


En esta primera sesión los organizadores han querido empezar por todo lo alto y, por ello, fueron proyectados los cinco cortos finalistas de los citados premios NENE: Misterio, Death of a Shadow, Voice over, Record/play y Curfew.

Abrió la sesión Misterio de Chema García Ibarra, que es un corto que llama la atención por su punto surrealista y por su aire castizo. Siguió Death of a Shadow de Tom Van Avermaet, que destaca por el lirismo de unas imágenes puestas al servicio de una historia de amor de tintes fantásticos. Continuamos con Voice over de Martín Rosete, un talentoso corto de historias entrecruzadas que asombrará a propios y extraños. Luego vino Record/play de Jesse Atlas, en el que veremos como en una cinta grabada puede haber mucho más que audio y, como colofón, Curfew de Shawn Christensen, que muestra como una simple llamada de teléfono puede darle un vuelco a la vida de una persona. Os aseguro que cualquiera de los cinco cortos visionados tiene un nivel de lo más destacado, pero si yo me tuviera que quedar con alguno, elegiría Misterio y Curfew, soberbios ambos los dos.

Personalmente, yo ya conocía bastante Cortópolis porque he compartido espacio virtual durante varios años con uno de sus promotores, Raúl Cerezo, y he leído unas cuantas crónicas sobre las diferentes sesiones que se han desarrollado a lo largo de 2013/2014. Siempre me daba mucha envidia (sana, siempre sana) el no poder ir alguna de esas galas así que estoy muy contenta de poder tener esa oportunidad sin salir de León. Espero que la gente sea consciente de la suerte que tenemos y sigamos apoyando esta magnífica iniciativa.

Cortópolis León volverá en junio y, por ahora, poco sabemos de lo que va a pasar. En principio la ubicación será la misma pero aun no se han confirmado fechas (a finales de mes son las fiestas de León, habrá que ver) y tampoco sabemos si la propuesta de que cada uno pagase por la entrada lo que quisiera se seguirá manteniendo. En cualquier caso, seguiremos informando.

sábado, 17 de mayo de 2014

Godzilla (Gareth Edwards, 2014)

Fue en diciembre del año pasado cuando vimos el primer tráiler de Godzilla. En mi caso fue verlo y decidir que esta iba a ser la película que más ganas tenía de ver de 2014. Ha habido que esperar unos cuantos meses pero, por fin, este fin de semana, ha aterrizado en la cartelera el monstruo más monstruoso de todos los tiempos. Señoras y señores, con todos ustedes: Godzilla.


Ford Brody (Aaron Taylor-Johnson) es un oficial de la marina que vive en San Francisco junto a su mujer y su hijo. Su infancia estuvo marcada por la tragedia y no tiene muy buena relación con su padre (Bryan Cranston) pero eso no evitará que viaje hasta Japón para ayudarle en su busqueda de respuestas para comprender ese pasado tan trágico. La cuestión es si alguno está preparado para asumir lo que se van a encontrar...


Vamos a empezar con un poco de historia. Godzilla (o Gojira en japonés) es un monstruo cuyos orígenes se relacionan con la radioactividad. La primera película protagonizada por este ser data de 1954 y, desde entonces, hemos visto al más famoso kaiju en decenas de películas, casi todas ellas japonesas. 
La adaptación más famosa es, como no, la hollywoodiense, que nos llegó en 1998 de la mano de Roland Emmerich. No puedo afirmar que es la peor porque no he visto todas las películas japonesas pero es muy inferior a todas las que he visto ya que, entre otras cosas, casi lo único que comparten es el nombre de la criatura, así que lo primero que tenéis que hacer los que queráis ver ésta es olvidar la de Emmerich porque no tienen nada que ver.

Y es que, precisamente, una de las principales fortalezas de la versión de 2014 es que retoma las raíces kaiju de la bestia, que la radiación y Japón tienen bastante peso en la trama y que Godzilla no es el único monstruo de la función (iros quedando con la palabra MUTO). Pero, sobre todo, lo mejor, lo que hace que uno salte en la butaca del cine, es el diseño de Godzilla.
Este Godzilla es gigante, descomunal, enorme y, por encima de todo, espectacular. Mucho se ha hablado estos últimos días sobre si está gordo o no pero a mi me parece el colmo que algunos aboguen por la llegada de la operación bikini al mundo de los monstruos. En mi opinión está perfecto tal y como está.

Claro está, no todo es bueno en la película. Tiene debilidades análogas a las que solemos ver en este tipo de cine en el que siempre aparecen subtramas que no aportan casi nada pero que tienen que estar ahí para darle un toque humano a la cinta. En este caso, me refiero a la trama de la mujer y el hijo del protagonista, que más allá de ofrecer algún momento sensiblero no ofrecen nada de interés y que encima añaden un metraje a la película que no sólo es innecesario sino que corta el ritmo por completo. La verdad es que pretender incidir en el componente humano en esta película cuando lo único que nos importa es ver como esas pedazo bestias pardas se zurran de lo lindo mientras van dejando un reguero de destrucción a su paso es un error de categoría, pero es su película, ellos sabrán.

Concluyendo. ¿la recomiendo? sí, ¿es una maravilla? no, ¿la disfrutaréis? sí.

domingo, 11 de mayo de 2014

Estrenos del 09/05/2014

Como ya sabéis los que me leéis desde hace tiempo, los últimos meses vengo haciendo entradas todas las semanas hablando de las películas de estreno que voy a ver cada fin de semana. Suelo ver un par cada semana y luego elijo la que más me ha gustado (o la más destacada) y os hablo sobre ella. 
Ayer no falté a mi cita semanal y vi dos películas, pero desde que salí del cine no he parado de darle vueltas al tema de la elección porque, amigos míos, esta semana el nivel es tan ínfimo que cuesta quedarse con una, así que he optado por una decisión salomónica y hablaré de las dos ya que son tan flojas que no se merecen una entrada individual.

En primer lugar vi Malditos Vecinos (Nicholas Stoller, 2014). Tenía claro que no iba a ver ninguna obra maestra pero al menos albergaba la esperanza de pasar un rato divertido. Qué equivocada estaba.


 

Rose Byrne y Seth Rogen son una pareja con una vida perfecta pero, sobre todo, tranquila. Se acaban de comprar una casa y son padres de una preciosa niña pero todo cambia cuando en la casa de al lado se instala un grupo de universitarios, encabezados por Zac Efron, que pertenecen a una hermandad de lo más fiestera.

La película os la puedo resumir en cuatro palabras: un par de chistes graciosos y los músculos de Zac Efron. Y poco más. Y es una pena porque la idea podría haber deparado algo gracioso si hubieran tirado por el lado más gamberro y alocado pero tarda tanto en arrancar (y en hacer algo de gracia) que el resultado final acaba siendo de lo más pobre.

Siguiente de la tarde: 3 Días para Matar (McG, 2014), la nueva película de Kevin Costner.

                   


Ethan, un veterano agente del servicio secreto, que tras retirarse al descubrir que tiene una fatal enfermedad, intentará aprovechar el tiempo que le queda para recuperar el tiempo perdido con su mujer y, sobre todo, con su hija adolescente.
Dirige McG, empezamos mal,  porque su filmografía es cualquier cosa menos interesante. Escribe el guión Luc Besson y, aunque eso podría ser un punto a su favor, no hay nada que hacer porque no hay por donde cogerlo. Finalmente, protagoniza Kevin Costner, que se está hinchando a trabajar desde que es el padre (adoptivo) de Superman.
Lo que hace que está película sea totalmente prescindible es que toca muchos palos pero sin acertar en ninguno. Pretende ser un thriller pero también una comedia negra o incluso una película familiar y lo malo es que las ideas se entrecruzan entre si dando como resultado un pastiche que no aporta nada a ningún nivel. Punto y aparte es el papel de Amber Heard, si alguien ve esta película y entiende que es lo que aporta a la trama, que me lo explique por favor.

La buena noticia de que esta semana haya sido tan discreta a nivel cinematográfico es que la semana que viene veré Godzilla y se me quitarán todas las penas. Menos mal.




domingo, 4 de mayo de 2014

Carmina y amén (Paco León, 2014)

En 2012, el actor Paco León sorprendió a propios y extraños con Carmina o revienta, su debut tras las cámaras y película gracias a la que conocimos a la irrepetible Carmina Barrios, protagonista del film y madre del director. El éxito de esta cinta fue sonado, por la película en si y por la manera de promoción elegida por el director, totalmente pionera en nuestro país. Dos años después,  podemos disfrutar de una nueva entrega sobre la vida, obra y milagros de Carmina gracias a Carmina y amén.

Tras la inesperada muerte de su marido, Carmina (Carmina Barrios) convence a su hija María (María León) para no dar parte a las autoridades hasta pasados dos días y así poder cobrar una paga extra que él tenía pendiente. Mientras tanto, tendrán que mantener oculto el cadaver y seguir con su vida normal en la barriada sevillana en la que habitan.